La Nochevieja más tranquila de los últimos años

2 enero 2010 por

El servicio del 112 intervino en 5 peleas y 3 casos de intoxicaciones etílicas.
Cotillón.
Hasta cinco peleas se registraron durante la pasada Nochevieja en diversos bares y discotecas de la capital, y a pesar de ello, la Policía Municipal, ha calificado la jornada como “la Nochevieja más tranquila de los últimos años”.

Los incidentes se saldaron sin daños para los implicados, a excepción de una chica de 18 años que resultó herida como consecuencia del impacto de un vaso que le lanzaron en la frente. Este último suceso tuvo lugar en una discoteca de las afueras de la ciudad, mientras que el resto se registró en locales de la Plaza Mayor, Los Herreros, Juan Sebastián Elcano y avenida de Requejo.

El servicio de emergencias del 112 atendió también tres intoxicaciones etílicas. Entre ellas, llama la atención el caso de un hombre de 70 años, además de una menor de 16 y otra joven de 22.

Durante la noche se produjeron también dos desmayos en la vía pública, aunque se desconoce si los desvanecimientos obedecieron a la ingesta de alcohol o a otras causas, según confirman desde el 112, que atendió también un corte accidental de una mujer en una mano sin consecuencias graves.

Muchos zamoranos optaron por utilizar el servicio de taxis, que incrementó el número de carreras hasta alcanzar el colapso, lo que provocó que sus usuarios tuvieran dificultades hasta contactar con este medio de transporte público.

La Policía Municipal efectuó controles de alcoholemia continuados en cuatro puntos de la capital y ninguno de ellos arrojó resultados positivos. El cuerpo de policía tuvo también que atender las quejas de algunos vecinos por los petardos de grueso calibre que sonaron con insistencia durante toda la velada.

A las nueve de la mañana todavía quedaban grupos en la calle apurando la fiesta de fin de año. Ni contenedores ardiendo ni desperfectos apreciables en el mobiliario como ocurrió otros años, según constataron los servicios municipales. A las tres de la tarde apenas quedaban restos de confeti brillante en algunas calles del centro, que aparecían completamente limpias.

Vía | La opinión.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información