El Psoe de Zamora se desmorona

22 septiembre 2011 por

Luchas internas en el Psoe de Zamora provocan dimisiones en cadena.

Una cruenta batalla se está produciendo estos días en el seno del Psoe de Zamora. Una encarnizada lucha que ya se ha cobrado sus primeras víctimas, incluyendo al secretario provincial del psoe de Zamora, Carlos Hernández y el pleno ejecutivo al completo de dos de las localidades más importantes de la provincia.

El origen de esta batalla se encuentra en la elaboración de las listas para las próximas elecciones del 20 de noviembre, y más concretamente en la imposición desde la ejecutiva federal y regional del actual ministro del interior Antonio Camacho como cabeza de lista por Zamora. Un tipo, dicho sea de paso, cuya única vinculación con Zamora debe ser cuando ve su nombre en el mapa.

En el otro lado se encontraba la candidatura del diputado Jesús Cuadrado, quien se postulaba para repetir el cargo con el aval del secretario provincial. Las votaciones en las asambleas locales dieron como resultado la victoria de Camacho, si bien es cierto que en algunas agrupaciones como Benavente o Toro, el ministro no recibió ni un solo voto, yendo a parar todos a su oponente.

Esto es lo que provocó que el secretario provincial presentara su dimisión. En opinión de Carlos Hernández, “no ha habido democracia interna en el partido” y se mostró convencido de que los resultados de las votaciones estaban ya decididos de antemano. Hernández aprovechó también para quejarse del trato recibido y “de esta forma de hacer las cosas” desde la ejecutiva regional, bajo el mando de Oscar López.

Tras conocer la noticia de la dimisión de Hernández, Jesús Cuadrado renunció también a continuar como candidato al congreso. “Después de todo lo que ha sucedido, no veo lógico ni política ni moralmente que yo siga postulándome“, dijo el diputado socialista, quien aseguró que a pesar de todo continuaría como militante del Psoe, y muestra de ello, solicitó el apoyo para los candidatos elegidos.

Esto fue solo el principio. A las dimisiones de Hernández y Cuadrado, y con la sombra del “pucherazo” planeando en el ambiente, hubo que sumarles en días sucesivos las dimisiones de los comités locales de Benavente y Toro. Primero fue Benavente, quien en una escueta nota de prensa informaba de la decisión tomada por unanimidad, tras no estar de acuerdo, en que se haya impuesto al candidato número 1 al Congreso de los Diputados, así como por la confusión creada en el recuento de votos.

Por este motivo piden también la dimisión del que creen responsable de todo ello, que no es otro que el secretario regional y coordinador de campaña, Óscar López. Petición esta a la que se sumaría también en el día de ayer la ejecutiva local del Psoe en Toro, tras presentar su dimisión en bloque.

En resumidas cuentas, estamos ante un lamentable episodio, que puede no haber escrito su último capítulo, pero que sin duda, hará mella en la, ya de por sí, dañada imagen del Psoe de cara a las próximas elecciones generales.

Vía | La opinión de Zamora.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información