Políticos en las aulas

5 febrero 2010 por

Mariano Rajoy visita el centro de formación profesional Juan de Herrera.
Rajoy con los alumnos del Juan de Herrera.
Mariano Rajoy, ayer en su papel de aspirante a presidir el Gobierno de la nación, quiso mostrar cómo quiere impulsar la Formación Profesional para combatir una tasa de paro que afecta al 45% de los jóvenes y lo hizo en un centro educativo de Castilla y León, concretamente en el Juan de Herrera, de Valladolid, al que puso como ejemplo de lo que debe ser la FP.

«Un centro de prestigio nacional», en el que se dió un baño «de realidad» con profesores y alumnos. A su lado, Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta y cabeza del Partido Popular en Castilla y León, el alcalde de Valladolid Francisco Javier León de la Riva, y el presidente de la diputación de Valladolid Ramiro Ruiz Medrano.

Rajoy y Herrera.

La sintonía entre el presidente de la Junta Juan Vicente Herrera y el presidente del Partido es total, así lo precisó uno de los políticos del PP que ayer participaron en el acto.

El encuentro de apenas dos horas entre Rajoy y Herrera tuvo una lectura educativa y otra política. Rajoy aprovechó la visita al centro vallisoletano para asegurar que liderará una Estrategia Nacional de Formación Profesional, en coordinación con las comunidades autónomas y los agentes sociales, «especialmente con los empresarios», y que adelantará un año, a los 15, la finalización de la Educación Obligatoria. «Y en el último curso los alumnos podrán avanzar ya en la Formación Profesional o en el Bachillerato», apuntó el popular. Eso, en el caso de que alcance la meta que Juan Vicente Herrera le fijó ayer al presentarle como «futuro presidente de España».

El máximo responsable del Ejecutivo de Castilla y León hizo en la visita las veces de ‘padrino’ de un Mariano Rajoy que vive como líder del partido mayoritario de la oposición las horas más bajas y de menos popularidad del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, con ruido de elecciones anticipadas, mociones de censura y remodelaciones de Gobierno de fondo. Herrera se hizo ayer a un lado, a la derecha de Rajoy, para poner el foco sobre el dirigente nacional, tras recordar la importancia de su «presencia» en un centro que forma a futuros trabajadores «coincidiendo con los datos que marcan la realidad más dramática de la crisis», los del paro.

Rajoy es recibido en la estación del norte.

Rajoy viajó en AVE y fue recibido en la estación de Campo Grande por el alcalde de Valladolid Javier León de la Riva y el presidente de la diputación Ramiro Ruiz Medrano.

El miedo al desempleo planeó durante toda la visita a las instalaciones y la reunión con los alumnos. Ambas a puerta cerrada para los medios de comunicación, medida justificada por la «estrechez» de algunas partes de un recorrido que siguieron un nutrido grupo de representantes y asesores educativos y políticos. Los estudiantes sí que confesaban su temor a salir al frío mercado laboral. «Hace tres años nuestros compañeros salían de aquí colocados y ahora no», escucharon Herrera y Rajoy por boca de un alumno.

Esa idea la utilizó el dirigente nacional minutos después, durante su comparecencia ante los periodistas, en un taller del centro en el que un grupo de alumnos enfundados en ropa de trabajo esperó pacientemente la llegada de los políticos. «Las administraciones deben implicarse y hacer pedagogía para impulsar la FP», defendió Mariano Rajoy, que aseguró que el aprendizaje y la capacitación, cuanto más alta mejor, de un oficio es la clave para reconducir con éxito al mercado laboral al 30% de los alumnos que finalizan las Educación Secundaria Obligatoria y que no terminan el Bachillerato ni la FP.

Rajoy saluda.

A la salida del instituto Mariano Rajoy saludó a los vecinos de la zona que le despidieron al grito de «presidente».

El presidente nacional del PP apuntó que la tasa de universitarios de España se sitúa en la media europea, algo que no sucede con los titulados en Formación Profesional. «El 22% de España frente al 60% de una nación con Alemania. En la FP y en la industria está el futuro del país».

Rajoy argumentó que es necesario abrir la puerta de esta modalidad de formación a los empresarios, para lo que defendió la compatibilidad de «estar formándose con un trabajo» y la necesidad de ayudar a las empresas con incentivos fiscales para ahondar en esa vía de colaboración. «Con la FP se puede ganar uno muy bien la vida», animó el popular, al término de una visita con tintes de precampaña electoral. Aunque, la verdad, es bastante de agradecer que los políticos prefieran acercarse un poco a los españoles en vez de pasar unos días en hoteles en Ibiza.

Vía | El norte de Castilla.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información