Un paso decisivo hacia la ACB

9 abril 2009 por

El C.B. Valladolid afianza su posición de líder de la LEB Oro al vencer al Lucentum Alicante, equipo con el que se encontraba empatado a puntos.
La cancha de Pisuerga el día del partido.
El sueño se está haciendo realidad. La añorada ACB se ve en el horizonte. La espectacular victoria, con el Pisuerga lleno y entregado a sus colores, apunta a ello. De momento, el partido del próximo miércoles en la pista de Melilla será casi definitivo para ver si el equipo acaba primero y por ello sube de manera directa a la Liga ACB. De momento, la afición disfruta con un equipo implicado, algo que no era habitual por estos lares durante las últimas temporadas. La pasión por el baloncesto vuelve. Ojalá que sea de la mano de la máxima categoría del ‘basket’ nacional.

El arranque se ajustó al guión. El CB Valladolid mordía con su defensa a un equipo alicantino que salió ‘acongojado’. La soberbia defensa, que estuvo presente toda la noche, provocaba los errores visitantes. La tripleta Dumas-Baldo-Battle se bastaba para alcanzar una diferencia de diez puntos.

Óscar Quinta reaccionó. Pidió tiempo muerto y metió en cancha al gigantón Andriuskevicius. El partido se igualó más con los puntos del pívot lituano. En el CB Valladolid un solo pero, la pobre actuación de Grunfeld, muy fallón en ataque , y que fue suplido por Chris Hernández. Con 18-11 se llegaba al final de los diez primeros minutos.

En el segundo cuarto cambió el decorado. El perímetro casi inédito hasta el momento comenzó a anotar. Cinco triples por parte local y cuatro por lado alicantino. Una antideportiva señalada a Fornas permitió que el Lucentum acortase hasta un peligroso 34-31. Urtasun y Alfonso Sánchez cogieron el peso anotador visitante, pero dos tiros libres de Chris Hernández y un triple de Van Lacke sobre la bocina engordaron la renta de nuevo. La diferencia al descanso quedaba en los cinco puntos (40-35).

El mejor CB Valladolid esperaba a la reanudación. El equipo salió intenso hasta límites increíbles. El Lucentum fue borrado de la pista. La defensa morada ahogaba a su rival. Grunfeld, con otro triple sobre la bocina, abrió el recital vallisoletano. Para terminar de rematarlo, saltó a la pista un sensacional Fornas que ayudó con dos triples a endosar un parcial de 10-0 a un Lucentum grogui. La diferencia se situaba en los 15 puntos (55-40).

Quintana decidió jugarse el todo por el todo con una defensa presionante sobre la salida de balón. El CB Valladolid si se inmutó en ese momento. La renta llegó a los 16 puntos (59-43), aunque los visitantes consiguieron que menguaran antes del final del tercer cuarto con un 2+1 anotado por Coppenrath y una canasta de Andriuskevicius (59-47).

El último y decisivo cuarto arrancó con un colosal mate de Battle, pero esos diez minutos no iban a ser tan placenteros. Ni mucho menos. La presión a toda pista provocaba problemas en la salida de balón local, que llegaba al ataque con parte importante de la posesión consumida. Los ataques morados perdieron criterio. Los colegiados tomaron decisiones increíbles que casi siempre perjudicaban al de casa, pero el CB Valladolid no perdió el norte. Los fallos en los tiros libres llevaron cierta desazón a la grada, que veía como Lucentum recortaba punto a punto.

Alicante llegó a colocarse a cinco puntos (69-64) gracias sobre todo a sus hombres interiores. Battle, como casi siempre, por fin puso el 72-64 a un minutos y 42 segundos del final. Fueron los dos puntos decisivos. El Lucentum intentó lanzamientos triples a la desesperada. No acertó. Mientras, con la grada feliz por el partido de sus gladiadores, los morados siguieron aumentado la renta para acabar el encuentro con 81-67. Mejor imposible. El CB Valladolid ya es líder en solitario.

Vía | Norte de Castilla.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información