Segundos por la cola

16 febrero 2010 por

El partido decisivo se salda con tablas y el Valladolid desciende otro puesto.
Plantilla del Real Valladolid.
Aunque el Real Valladolid y el Real Zaragoza salieron el domingo de Zorrilla con el mismo premio (1-1), es decir, un punto, a los que más necesitaban ganar, a los vallisoletanos, les dejó peor sabor de boca que a los maños. El Zaragoza mantiene la diferencia de dos puntos sobre el Pucela, pero la inesperada derrota del Mallorca ante el Tenerife ayer, hace que estos últimos se adelanten en la tabla, situando a los blanquivioletas penúltimos.

El partido se puede interpretar de diferentes maneras. Si nos fijamos en el resultado, en ese partido en el que el Real Valladolid necesitaba sumar tres puntos, el empate es claramente negativo. Pero si nos fijamos en la actitud del equipo, esta vez el guión que se escribió durante los 90 minutos varió. El Valladolid salió visiblemente motivado a por el encuentro, y durante los primeros 30 minutos el partido fue básicamente un monólogo blanquivioleta.

El Real Valladolid sometió la portería maña a un bombardeo constante que, sin embargo, sólo se vio recompensando en un fallo del portero visitante, Carrizo, que se comió un centro y permitió el remate de cabeza de Diego Costa, en el minuto 23 (1-0).

El encuentro prosiguió desde la tranquilidad que ofrecía la defensa blanquivioleta, más contundente que en partidos previos, y la poca peligrosidad que mostraba el Real Zaragoza en su ataque. Pero en el minuto 39, la zaga pucelana cometió su único error y lo pagó como suelen cobrarse este tipo de errores.

Suazo cayó a la media punta para recibir sin marcaje, avanzó sin que nadie le saliese al paso hasta que llegó a la frontal, armó la derecha y clavó el balón junto al palo (1-1). Hasta ese momento, por intensidad e iniciativa, a los puntos, el Real Valladolid llevaba ventaja al Real Zaragoza, pero el empate mandaba al descanso.

Nada más comenzar la segunda parte se produjo una rocambolesca jugada en la que el Pucela no se adelantó en el marcador por verdadera mala suerte. Manucho robó la cartera a Jarosik en la banda derecha, se escapó y puso un balón de gol para Diego Costa. Según le llegó la bola, el brasileño remató al muñeco, luego el rechace de Carrizo lo mandó al palo, y finalmente, en su tercer intento, empujó el balón por encima del larguero. Tres en una. La suerte daba la espalda al Pucela.

Diego Costa, una vez más, era el principal activo del Real Valladolid, pero tres tarascadas del Real Zaragoza lo dejaron K.O. Primero Contini lo zancadilleó en la banda cuando ya le había dejado atrás el brasileño y en su caída sobre el hombro derecho se hizo mucho daño. Después, un nuevo empujón de Contini en el área (en el campo pareció penalti) le hizo rodar por el césped y, por último, Ander Herrera lo hundió con una patada por detrás. Al Zaragoza le costó la expulsión de su jugador, pero el 90% de la peligrosidad vallisoletana en su ataque salió por el túnel de vestuarios camino de la enfermería.

Así pues, en el minuto 65, el Real Zaragoza se quedó con 10 jugadores y el Real Valladolid sin Diego Costa. Tras la expulsión, en las filas locales tocaban a carga. Pero la carga no llegó. Al Real Valladolid se le fundieron los plomos y no encontró la forma de crearle problemas al Real Zaragoza. En 25 minutos de superioridad, los vallisoletanos sólo crearon un pase magistral de Bueno que Manucho desperdició, y una falta lateral de Pelé que ningún blanquivioleta pudo rematar. El resultado final fue un empate. Empate con sabor a derrota y el Real Valladolid da un paso más hacia el descenso.

Vía | Real Valladolid.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información