Prohibida la mendicidad

3 abril 2009 por

Este antiguo cartel situado en la acera de Recoletos recuperará su legalidad.
Cartel en la acera Recoletos.
Hace unos días, agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en la localidad vallisoletana de Nava del Rey a tres personas de nacionalidad rumana como supuestos responsables de la compraventa de un bebé por 2.000 euros, con la intención de dedicar al pequeño a la mendicidad.

Son precisamente estas mafias las que quiere evitar el ayuntamiento en las calles de Valladolid. Lo que ocurre es que ahora, en lugar de inmigrantes ilegales mendigando para una mafia, nos podemos encontrar con cualquier vecino que se ve en la humillante necesidad de pedir limosna, para poder dar de comer a su familia.

Pero eso da igual. El Ayuntamiento quiere evitar la proliferación de mendigos en las calles en estos tiempos de crisis y, por eso, incluirá la mendicidad dentro de la reforma de la ordenanza antivandalismo que se está llevando acabo.

Así lo confirmó el alcalde de la ciudad, Javier León de la Riva, quien indicó que lo que en esta modificación no se incluirá será la prostitución, «como ha sucedido en otras ciudades como Barcelona». Está claro que al alcalde no le gusta que le pidan, según qué cosas.

La reforma de la ordenanza se encuentra en la actualidad en la Asesoría jurídica del consistorio y entrará en vigor (tras pasar por el pleno) “antes de medio año”, según calculó ayer el superintendente jefe de la Policía Municipal, Juan López de Haro.

En la actualidad, pedir en las calles de Valladolid está prohibido, pero no hay una norma que regule las sanciones, explicaron ayer fuentes policiales. «Sólo si hay un menor por el medio se considera un delito y se les detiene. Al resto, se les identifica y se les pide que dejen de hacerlo, sin más».

La inclusión de la mendicidad en la ordenanza antivandalismo no es algo novedoso en España. Como indicó el alcalde, en Barcelona ya se contempla, lo mismo que en Zaragoza, aunque en este caso no se cumple y no se multa. En el lado opuesto se encuentran otras capitales de provincia como Málaga o Murcia, donde no existe y tampoco se ha contemplado. En el punto intermedio, está A Coruña. Allí se estudió su inclusión en un borrador de la normativa, pero al final se abandonó la idea.

El Ayuntamiento recaudará un 50% más en multas este año, según los presupuestos municipales (un 33% con las de tráfico y un 128% con la de vandalismo).

El alcalde reconoció ayer que la Policía perseguirá más a los vándalos y que en la reforma de la ordenanza también se incluirán una subida de las sanciones. «Les va a salir más caro», apostilló. Para que luego diga que las multas nunca son con afán recaudatorio.

Vía | 20 minutos.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información