Una noche movidita

2 enero 2010 por

Un apuñalamiento y diez peleas con tres heridos, balance de la Nochevieja.
Fiesta  de cotillón.
No fue una guardia demasiado tranquila para los servicios sanitarios y policiales la de esta Nochevieja. Los cotillones y los desencuentros familiares y de amigos sumaron durante la pasada madrugada un apuñalamiento y diez peleas, además de numerosas intoxicaciones etílicas. Seis de ellas precisaron asistencia de las Emergencias Sanitarias.

Un varón joven resultó herido ayer por la mañana por un cuchillo en la espalda y acudió por su propio pie al centro de salud de Delicias, desde donde se llamó a una ambulancia medicalizada, sin que resultara de gravedad ni necesitara ingreso hospitalario.

Además, desde la medianoche y hasta las nueve de la mañana, las emergencias extrahospitalarias de Sacyl tuvieron que atender diez peleas y agresiones sin que, en ningún caso, intervinieran armas blancas.

Sólo fueron golpes y patadas, pero hubo tres heridos, dos de ellos tuvieron que ser trasladados al hospital y el tercero fue dado de alta tras ser atendido. Siete de las peleas tuvieron lugar en la capital: en el Paseo de los Castaños, en la calle del Peso -donde hubo un herido que rechazó ser trasladado al hospital-, en San Felipe Neri, en el Hotel Lasa Sport, en el Camino Viejo de Simancas, en la Plaza de los Arces y en la de la Rinconada, donde hubo otra víctima.

En la provincia, las agresiones tuvieron lugar en Viana de Cega, en el Casino de Boecillo y en Santovenia. Esta última se saldó también con un herido. Los sanitarios tuvieron que atender además seis caídas, otras tantas borracheras y dos llamadas por cortes con vasos. El 112 también tuvo que atender varias llamadas de quejas por el ruido y los petardos, así como para la retirada de vehículos en doble fila.

Pero no todo fueron incidencias durante la noche, también hubo quien se lo pasó «de lujo» entre la música y la compañía de los buenos amigos. Uno de los cotillones que más éxito tuvieron entre los asistentes fue el realizado por el denominado ‘Triángulo Mágico’, en el que se unieron tres bares del centro (Tintín, Versus y Limón).

También destacó la fiesta celebrada en el Museo de la Ciencia por ser la primera vez que se disponía del local de la cafetería para realizar el cotillón. Uno de sus organizadores, Eduardo Salcedo, remarcaba que el aforo era limitado «algo que viene bien para que no haya aglomeraciones y la gente puede estar más cómoda». En total se vendieron 185 entradas.

Los hoteles tampoco se quisieron perder la fiesta de Nochevieja y algunos de ellos, como el Hotel Imperial, quisieron acordarse de aquellos adolescentes menores de edad que también quieren salir a disfrutar con sus amigos de una velada mágica.

Hubo quien preparó cotillones privados en casas o en locales alquilados, pero todos ellos, locales y particulares, jóvenes y no tan jóvenes, con una misma premisa, la de disfrutar a lo grande del comienzo del nuevo año. Y desde VayaCiudad.es nos queremos sumar a esta celebración, deseando a todos nuestros lectores un FELIZ 2010.

Vía | El norte de Castilla.

Artículos relacionados

0 comentarios en el artículo

  1. Fil

    DINERO POR SACOS EN EL LASA SPORT
    aprovechándose de la “buena fama” de hoteles con muchas estrellas algún listo tiene la cara de cobrar 68 € por algo que no vale ni 15. Ellos solo alquilan las salas y ponen la mano, pero lo gestionará el más pelamanillas de Valladolid.

    Colas de 45 minutos para entrar. Cola de 15 minutos para dejar el abrigo. Colas de al menos 10 minutos para pedir. Colas de 15 minutos o más para ir al baño. Ah! y para rematar cuando vas a coger tu abrigo avalancha humana de gente porque no han sido previsores poniendo más de una zona de ropero. Creíamos que nos daba algo… la gente llegaba al pasillo y todos empujaban, la gente que cogía sus abrigos tenía que salir casi a puñetazos… un caos…

    Decidimos dejar lo de los abrigos porque media hora más no nos quitaba de nada y hace falta ser gañán para morir por tu propio abrigo. Mientras esperábamos veíamos a la gente como en el Titanic jajajajaja… serrín por el suelo, todo el mundo con sus sandalias maravillosas hechas una porquería, los chicos con los trajes para tirar y el suelo lleno de copas rotas y perchas de la guerra por los abrigos.

    Conclusión: UNA ESTAFA INCREÍBLE

  2. Ángel J. Blanco

    Ya se sabe que en estas fechas muchos se benefician y especulan para ganar más dinero. Yo todavía recuerdo el último cotillón al que asistí en el Hotel Felipe IV hace ya muchos años, que prometían barra libre y la barra libre consistía en esperar en tu mesa a que el camarero tuviera la bondad de aparecer para pedirle, y eso ocurrió dos veces en toda la noche.
    Pero también existen otros sitios que están muy bien, ofertan consecuentemente y tratan con corrección a la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información