Mirando hacia arriba

8 marzo 2009 por

El Valladolid vence al Recre y se sitúa a 11 puntos del descenso y a 4 de la UEFA.
Goitom y Sesma se saludan tras el tanto
El Valladolid derrotó al Recreativo de Huelva y, definitivamente, puede empezar a mirar para arriba en la tabla clasificatoria. Era la de Huelva una victoria necesaria. Por una parte, para huir definitivamente de los puestos peligrosos, y por otra, porque dada la irregularidad que muestran los equipos con aspiraciones europeas, este equipo, si se lo propone, puede estar ahí.

El partido comenzó de manera inmejorable para el Valladolid con el golazo de vaselina de Sesma. El equipo se asentó, tocó y desbordó al Recreativo, que parecía entregar el partido con el primer tanto de Goitom, tras un fallo garrafal de Riesgo.

Sin embargo, las molestias que desde ese momento padeció García Calvo estuvieron a punto de costarle caro al Valladolid. Primero, mientras era atendido en la banda, Marcos cometió un penalti tan claro como innecesario que significó el 1-2 gracias al acierto de Adrián Colunga, y segundo, porque desde el banquillo se prefirió esperar al descanso para relevar al central, lo que espoleó al Recreativo, que intentó explotar la velocidad de sus hombres de ataque ante la ostensible cojera de García Calvo. El equipo pucelano, no obstante, jugó con fuego y no se quemó, pues con el 1-2 se llegó al descanso.

Ya en la segunda mitad, cuando más se esperaba el ataque a la desesperada del Recreativo, que dio entrada a Akalé por Barber, Goitom hizo el tercer tanto al aprovechar un excelente servicio de Pedro León. Era el 1-3 y el Valladolid volvía a disponer de una cómoda renta de dos goles y a tener el partido controlado. Así fue hasta la expulsión de Goitom por un codazo a Lamas.

De golpe y porrazo, el equipo onubense se encontró con uno más y con bastante tiempo para obrar el milagro. El equipo de Lucas Alcaraz no había mostrado nada hasta ese momento, pero a base de un fútbol directo y primitivo consiguió embotellar al Valladolid hasta el final del partido. El equipo pucelano sufrió y sufrió de lo lindo, pero consiguió mantener el control hasta que en el 87 un nuevo error de Justo Villar propició el 2-3, obra de Camuñas.

El Recreativo se lo creyó y tuvo varias oportunidades claras de lograr un empate a tres, tan injusto como merecido en estos últimos minutos, máxime cuando el Valladolid se quedó con nueve tras la segunda amarilla a Álvaro Rubio.

El equipo vallisoletano consiguió esta vez aguantar y llevarse una importantísima victoria que le permite mirar arriba en la tabla aunque con cierta preocupación por las bajas que este partido deja para el próximo compromiso liguero. Goitom y Álvaro Rubio, tras su expulsión, no podrán jugar y García Calvo, tras su lesión, será seria duda.

Vía | Canal Pucela.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información