Los Príncipes apoyan la industria y la cultura vallisoletana (II)

20 octubre 2011 por

Los Principes durante el acto inaugural de la Fundación Miguel Delibes

Tras la visita a la fábrica de Renault, el Príncipe Felipe se dirigió a la estación de Campo Grande, en donde le esperaba su esposa. La Princesa Letizia había llegado sola en el AVE de las 12, y esperó la llegada del príncipe en el pabellón de autoridades, por lo que su visita pasó prácticamente desapercibida para los transeúntes de la estación de trenes, salvo por las excepcionales medidas de seguridad que acompañaban a la princesa de Asturias.

La comitiva del Príncipe llegó a Campo Grande apenas diez minutos después, y de inmediato, ambos se dirigieron al Centro Cultural Miguel Delibes, donde tendría lugar el acto de presentación de la Fundación del mismo nombre. Recibieron a los príncipes todos los hijos del autor Vallisoletano que ese día hubiese cumplido 91 años.

El acto estuvo presentado por la periodista de RNE Pepa Fernández, y en él, se sucedieron las intervenciones de familiares, amigos y compañeros de Miguel Delibes, que hablaron de los objetivos de la Fundación y las diversas relaciones del autor vallisoletano con la lengua castellana, la naturaleza y la caza, o el papel de Delibes en la Real Academia de la Lengua.

“Mi padre se habría sentido satisfecho”, dijo en su intervención Elisa Delibes, “La Fundación reúne su familia, sus amigos, Valladolid, su obra, su periódico y su universidad”. A lo que su hermano Miguel Delibes de Castro añadió: “No era un intelectual al uso, tenía una aproximación humanista hacia la naturaleza, a la que consideraba múltiple y cercana”.

Posteriormente tuvieron lugar las intervenciones de diversas autoridades políticas como la del alcalde de Valladolid Francisco Javier León de la Riva, o el presidente de la Junta de Castilla y León Juan Vicente Herrera, el cual dijo del autor castellano que supo captar la esencia de nuestro paisaje y del alma de nuestras gentes. “Retrató a Castilla y León tal y como es, sin falsas complacencias. Sin embellecerla artificialmente. Lejos de cualquier visión ideal o mítica.”

Finalmente llegaría la alocución del Príncipe, quien destacó la “estela de humanidad que nos dejó la persona; y la admiración por la calidad y altura de la obra literaria que nos dejó como escritor”. “Es uno de nuestro embajadores más destacados, especialmente en lo que concierne a la enseñanza del español. Su vida y obra pervivirán para siempre en nuestra memoria”.

Don Felipe finalizó su intervención deseando una larga vida a la Fundación Delibes, en principio, tendrá su sede en la Casa Revilla, hasta que las circunstancias económicas permitan restaurar el antiguo parque de máquinas, en donde la Fundación Miguel Delibes tiene previsto instalar su sede permanente.

Vía | El norte de Castilla.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información