Le faltó Kanouté

22 marzo 2009 por

Un Real Valladolid peleón sale goleado de Sevilla ante un Kanouté intratable.
Kanouté en el lanzamiento que supuso el segundo tanto del Sevilla.

El Real Valladolid salió derrotado por 4 goles a 1 en el primer encuentro de su particular travesía del infierno, que durante las próximas semanas le enfrentará a los equipos situados en lo alto de la tabla, en puestos de liga de campeones.

Y es que a pesar de la valentía que demostró el equipo de Mendilíbar en el terreno de juego, tratando de tú a tú a uno de los equipo grandes de la liga española, al Real Valladolid le sigue faltando ése hombre que defina con acierto la jugada. Le sigue faltando una estrella del equipo. Le faltó un jugador como Kanouté.

Salió el conjunto vallisoletano bien dispuesto e incluso el ítalo-uruguayo Fabián Cannobio gozó de una gran oportunidad de adelantar a los suyos a los seis minutos, pero su intencionado lanzamiento de libre directo lo repelió el meta Andrés Palop.

La respuesta sevillista tardó en llegar dos minutos y un inteligente pase del marfileño Ndri Romaric, que actuó como falso extremo izquierdo, lo resolvió con gran calidad Kanouté. El equipo de José Luis Mendilíbar pasó de un posible 0-1 al marcador en contra y por ello tuvo que intensificar su disposición ofensiva ante un rival que intentó que el Valladolid no le comiera el terreno.

Los visitantes, con una presión asfixiante en el centro del campo, lograron el objetivo de llevar la iniciativa y se acercaron con asiduidad al área local hasta que en un lanzamiento de falta perfectamente realizado por Cannobio, el delantero sueco Henok Goitom acertó a conectar un cabezazo libre de marcar al que fue imposible que respondiera Palop.

Habría cambiado mucho el asunto si el Valladolid hubiera aguantado esos minutitos con el 1-1, hasta regresar del descanso. No es que tuviera el mando del encuentro, que no lo tenía. Pero al menos el partido estaba en una especie de limbo del que se podía sacar provecho si el Sevilla se descuidaba un poco. No hubo lugar para la comprobación. Kanouté lo evitó con un espléndido remate que colocó lejos del alcance de Justo Villar.

En el segundo período el Valladolid mantuvo sus claras intenciones ante un Sevilla que dio el terreno al rival para sorprender a la contra, algo que logró poco antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora con un gol de Luis Fabiano en una acción en la que rozó el fuera de juego, a pase de (como no) Kanouté.

José Luis Mendilibar, que vio que su equipo bajó en intensidad ante el empuje del rival tras el 3-1, movió el banquillo y sacó a Víctor Fernández y Vivar Dorado para equilibrar la situación y buscar un golpe de calidad con el que poder volcar al partido, pero antes de comprobar si le daba resultado esa opción Kanouté, de gran cabezazo, puso ya un imposible 4-1 para los intereses visitantes a falta de veinte minutos para la conclusión del choque.

Lo injusto de estas situaciones es que un equipo que presionó, trabajó y puso en aprietos a un rival muy superior en nombres y presupuesto acaba el encuentro desarbolado y entregado, como un equipito vulgar que ha sido superado en todas sus líneas. Y encima con un marcador bastante abultado para lo que se preveía en la primera mitad.

Y en quince días, el Valladolid continuará su travesía por el infierno, recibiendo en casa al lider. El Barcelona, que endosó un doloroso 6-0 al Valladolid en el partido de ida, vendrá a Zorrilla dispuesto a no dejar que el Real Madrid se acerque más.

Es precisamente el Real Madrid el equipo con el que se medirá el Pucela seguidamente, pero no se encontrará con el equipo roto al que venció en Zorrilla en la ida. Este será un Madrid distinto, que tiene metida la directa para alcanzar al lider y hacerse con el campeonato.

Posteriormente, el Valladolid finalizará su travesía con la visita del Villareal, al que también ganamos en la ida. Pero aun perdiendo todos estos partidos, el Valladolid no debe tener miedo, porque su juego y sus 39 puntos le permiten ser más valiente y más fiel a sí mismo que nunca.

Vía | Canal Pucela.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información