La antigua sí puede correr peligro

9 marzo 2009 por

Patrimonio da la razón a los colectivos que se oponen al aparcamiento.
Muestra de los restos encontrados en las catas de la zona.
La construcción de un aparcamiento subterráneo en la plaza de la Antigua no sale adelante, de momento. La Comisión de Patrimonio regional decidió exigir nueva documentación y más catas al Ayuntamiento antes de resolver si autoriza el polémico parking, de 336 plazas.

El órgano regional quiere que se estudie en profundidad de qué forma afectará el muro pantalla del aparcamiento a la sujeción de la torre de la iglesia, a sólo cuatro metros de distancia. De hecho, la comisión señala expresamente que la excavación de cuatro sótanos «podría afectar a la estabilidad de la torre».

La documentación aportada hasta ahora por el consistorio «no garantiza suficientemente la protección de los bienes», indicó la comisión. Por ello, se piden nuevos datos sobre cómo afectará el proyecto a toda la zona, al subsuelo y a la iglesia.

La comisión también decidió que se hagan nuevas catas, como solicitaron los colectivos que se oponen al parking. La nuevas prospecciones, que pueden demorarse entre dos y cuatro meses, deben realizarse de forma más extensiva en toda la superficie del aparcamiento, «cuestión que ya prescribe el Plan General Urbano», recuerda.

El portavoz de Izquierda Unida, Alfonso Sánchez, expresó su satisfacción por este acuerdo que, a su juicio, refuerza su tesis «no sólo en el aspecto urbanístico, que lo tenemos muy claro, sino en el arqueológico». «Se da más tiempo para saber lo que realmente hay abajo, aunque entendemos que con lo que ya ha aparecido ya habría que preservarlo», puntualizó.

En la zona del futuro aparcamiento se han hecho dos excavaciones, en 2006 y 2008. Estas catas parciales se han encontrado importantes restos arqueológicos de época romana (entre ellos un hipocausto o sistema de calefacción de un edificio en excelente estado de conservación), otros medievales y modernos (necrópolis de la iglesia) y contemporáneos (bóveda del ramal norte del Esgueva).

Estos restos, según la Federación de Vecinos, Ecologistas e Izquierda Unida tienen suficiente interés histórico y arqueológico como para que se garantice su conservación, «especialmente por lo que se refiere a los vestigios de época romana, por cuanto resulta excepcionales en Valladolid», según estas organizaciones.

Vía | Diario 20 minutos.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información