Imagen de esperanza

17 enero 2010 por

Un bombero vallisoletano rescata con vida a un niño de 2 años en Haití.
Oscar Vega con el pequeño rescatado.
En medio de la desolación y el caos de Haití, todavía queda un pequeño espacio para la vida y la esperanza. Durante la madrugada del pasado 15 de enero, un bombero del equipo enviado por la Junta de Castilla y León rescataba con vida a un niño de dos años, que llevaba 52 horas bajo los escombros de su casa junto al cádaver de su abuelo.

El rostro del bombero vallisoletano Óscar Vega junto al niño haitiano Redjeson Hausteen, ha ocupado este sábado las portadas de medios nacionales e internacionales. Una milagrosa hazaña de la que el bombero “empieza a ser consciente” un día después.

El equipo de bomberos español trabajaba en la búsqueda de víctimas entre las ruinas de la universidad, cuando los desesperados padres del pequeño aparecieron suplicando ayuda. “Nos acercamos y oímos al niño. Nos pusimos a ello, sacando piedras con las manos con mucho cuidado”, ha relatado Oscar Vega en declaraciones recogidas por Cadena Ser.

Este vallisoletano no olvidará nunca el momento en que su mirada se cruzó con la del pequeño, “Noté que quería venirse conmigo. Tenía hasta cara de alegría y entonces le dije, vamos cariño, que te vienes conmigo“.

La mala suerte podría haber impedido la labor de rescate: “Cuando ya teníamos hecho el agujero, hubo una réplica”, cuenta Vega. Afortunadamente, todo quedó en un susto y, finalmente, el menor de dos años, que se encontraba a unos cinco o seis metros del lugar donde trabajaban los bomberos, pudo ser rescatado.

Al verle a salvo, los padres rodearon a su hijo y “empezaron a cantar y a bailar”, según relata Vega. “Ahora el trabajo comienza a ser distinto”, continúa el vallisoletano. “Son muy contados los casos en los que se encuentra a gente con vida, ahora sólo hay muertos (…) A partir de mañana nos dedicaremos a recuperar cadáveres”.

El bombero también reflejó la magnitud de lo que se vive en el país, en el que el pillaje empieza a estar cada vez más presente, “Comienzan a saquear incluso los cementerios para coger las cajas de los muertos y meter otros”, cuenta. El trabajo del equipo español, formado por bomberos de Castilla y León y de la Comunidad de Madrid, ha permitido el rescate de cinco personas, entre ellas el pequeño Redjeson Hausteen.

Vía | 20 minutos.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información