Formando un nuevo proyecto

21 mayo 2010 por

Clemente dispuesto a liderar el banquillo del Real Valladolid en segunda.
clementedespedida.jpg
Tras la desastrosa temporada que ha llevado al equipo al descenso de categoría, los jugadores del Real Valladolid se han ido de vacaciones (aunque en realidad, algunos de ellos parecía que nunca han dejado de estarlo), y lo hacen con la certeza de que muchos de ellos no regresarán a Zorrilla al iniciarse la nueva temporada.

El descenso de categoría y la pérdida económica que esto conlleva (el presidente Carlos Suarez estima una disminución en los ingresos en torno al 70%), llevarán al club a realizar una serie de cambios que permitan reducir gastos, y al mismo tiempo, si puede ser, recibir unos ingresos que le van a venir de perlas.

Entre los jugadores que ya se sabe que no volverán a Zorrilla, están los cedidos Keko, Del Horno y Sereno, y uno de los héroes del ascenso de hace tres temporadas: Borja. El orensano se despidió ayer en rueda de prensa de la ciudad que lo ha acogido durante los cuatro últimos años.

Otros que no volverá serán Diego Costa, ya que el Atlético de Madrid ejercerá su derecho a recompra, y Sesma, cuyo futuro desconozco y, francamente, tampoco me importa. Además, el 30 de Junio finalizarán contrato con el club Luis Prieto, Nivaldo y Marcos. De ellos, los dos primeros serían los que más posibilidades de renovación tendrían, y el futuro del último está en el aire. A sus 36 años (y los últimos quince vistiendo de blanquivioleta), el capitán del Real Valladolid tiene algo complicada su continuidad, aunque en mi opinión, esta continuidad no se debería ni discutir.

En unas declaraciones de hace unos días, Marcos añoraba a sus compañeros de la vieja guardia, Oscar Sánchez, Víctor Fernández e Iñaki Bea, a los que tanto hemos echado de menos también los aficionados. “Si yo fuese la persona con mando ahí arriba los traería de vuelta sin dudarlo, porque es gente que siempre ha dado la cara y se ha involucrado”. No podría estar más de acuerdo.

De los que tienen contrato en vigor, lo más probable es que Manucho sea uno de los que se vayan, si el club recibe alguna buena oferta por él. Otro que dejará algo de dinero en las arcas del club será Justo Villar, que a pesar de no haber disfrutado del protagonismo deseado, sigue siendo uno de los porteros más cotizados en Sudamérica. De hecho, parece que ya existen conversaciones para la incorporación del internacional paraguayo en el River Plate argentino.

Otro de los aspectos a tener en cuenta será el del entrenador. Javier Clemente se ha despedido de la afición y ha dejado la puerta abierta a su regreso. El técnico vasco está dispuesto a continuar en el banquillo del Real Valladolid en segunda división, siempre que se le presente un proyecto «serio», y si así lo decidiese Carlos Suárez, con el que todavía no ha hablado.

Al entrenador de Baracaldo le gustaría que la afición no abandonase al club durante este año. «Una afición demuestra su calidad en los malos momentos. En los buenos, todo el mundo anima». Pero Clemente también sabe que el equipo debe ofrecer contraprestaciones a sus hinchas: «Los jugadores no pueden tomarse las cosas a chirigota y salir por las noches».

Por otro lado, el club también tendrá que cambiar su dirección deportiva. Roberto Olabe abandorá el club por voluntad propia (no podía ser menos tras el fracaso de su proyecto), y uno de los primeros nombres que ha sonado para sustituirle es el de otro histórico del club: José Luis Pérez Caminero.

Vía | Canal Pucela.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información