El crimen de Girón ya tiene sentencia

13 marzo 2009 por

36 años de prisión para el acusado por asesinar a su padre y a su hermana.El acusado junto a su abogado.

El pasado 6 de marzo, un jurado popular consideró a Ismael, de 32 años, culpable de asesinar a su padre con una catana y a su hermana con un cuchillo de cocina.

Ahora, La Audiencia de Valladolid ha impuesto 36 años de prisión a Ismael. La sentencia recoge que el acusado era consciente de los actos que cometía, y que no sufría enfermedad alguna que anulara su voluntad.

Los hechos por los que ha sido juzgado el joven ocurrieron en el vallisoletano barrio de Girón el 26 de junio de 2007, en la vivienda que compartían encausado y víctimas en la calle Hogar.

Con su decisión, el jurado estuvo de acuerdo con todos los extremos que alegó la representante del ministerio fiscal durante la vista oral, en la que demandó cuarenta años de prisión por dos delitos de asesinato.

El abogado defensor alegaba que el acusado mató en defensa propia a su padre después de que éste acabara con la vida de su hermana. Sin embargo el veredicto consideró que el acusado mató tanto a su padre como a su hermana.

Han asumido así la versión de la acusación pública, que aseguró que el encausado tenía intención de matar porque dirigió a la zona del corazón el cuchillo con el que asestó quince puñaladas a su hermana y porque, en el caso de su padre, le propinó varios golpes y le atravesó con la espada el corazón de lado a lado, mientras la víctima estaba en el suelo, boca abajo y con vida.

Ha desechado que padezca esquizofrenia simple, una enfermedad que diagnosticó el psiquiatra de la sanidad pública que compareció como perito en la vista oral, y por tanto han rechazado que el procesado no supiera lo que hacía cuando asesinó a los dos miembros de su familia.

Tampoco tuvo en cuenta el jurado el “miedo insuperable” del encausado a su padre, una circunstancia que la defensa alegó como atenuante basándose en testimonios de testigos y peritos que aseguraron que el acusado tenía desde hacía años “pavor” a su progenitor, un hombre que según explicó la madre del procesado siempre la maltrató durante los más de treinta años de matrimonio.

La defensa había solicitado a la magistrada que tuvieran en consideración esta situación personal del encausado, su padecimiento durante años -el terror al que le sometió su padre-. Pero en vista de la pena impuesta, no parece que haya hecho mucho caso.

Vía | Diario 20 minutos.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información