¡Detengan esa piragua!

14 marzo 2009 por

La policía detiene a una persona tras una rocambolesca persecución por el río.
Un hombre navegando con su piragua.
La policía de Valladolid ha vivido el pasado viernes un episodio que más parecía un scketch de “El show de Benny Hill“. Un hombre fue detenido tras una persecución en la que participaron una docena de agentes y en la que incluso el perseguido intentó huir en piragua por el río Pisuerga.

El individuo había eludido un control policial cuando circulaba en un coche junto a otro acompañante. Tras su detención se pudo comprobar que el fugado tenía en vigor una orden de búsqueda y captura por un robo con fuerza, constándole varios antecedentes policiales por este motivo.

La secuencia de los hechos se inició en torno a las 17.00 horas, cuando un vehículo camuflado perteneciente al Grupo de Atención al Ciudadano se encontraba en funciones de prevención del delito, observaron como otro vehículo con dos ocupantes circulaba de forma extraña, por lo que decidieron darles el alto, identificándose como agentes de Policía.

Tras identificarse, los ocupantes del vehículo sospechoso emprendieron la huída, motivo por el cuál se inició una persecución, que finalizó cuando los sospechosos se estrellaron contra una casa. Los agentes se bajaron rápidamente de su vehículo, pero el conductor se dio a la fuga. No obstante, lograron identificar al acompañante, aunque no fue detenido porque no le constaban causas pendientes.

El conductor del vehículo salió corriendo en dirección al río y desapareció de la vista de los agentes. En este punto se ordenó montar un despliegue por los márgenes del río Pisuerga con la finalidad de localizar al individuo fugado, y en el que participó una docena de agentes que realizaron una batida por la orilla.

Tras una media hora fue localizado en una piragua, sustraída a la Federación de Piragüismo, en el río Pisuerga. Los agentes solicitaron auxilio al club deportivo y comenzaron a seguirle por el río también en piragua. Finalmente, pudieron cercarlo, obligándolo a aproximarse a la orilla donde fue detenido por los agentes que allí le esperaban.

Vía | Diario 20 minutos.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información