El Tribunal de las Aguas es reconocido por la UNESCO

10 julio 2010 por

El Tribunal de las Aguas es reconocido por la UNESCO
El Tribunal de las Aguas de la Vega ha sido declarado por la UNESCO Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. El reconocimiento también le ha sido concedido al Consejo de Hombres Buenos de Murcia. El jueves tras la sesión pública, Rita Barberá y la Consellera de Cultura, Trinidad Miró, hicieron entrega a Vicente Nácher, President del Tribunal, del diploma que acredita el nombramiento.

La Alcaldesa valenciana a declarado que se trata de un, justo y merecido reconocimiento internacional a una labor eficaz, expeditiva y singular del Tribunal para impartir la justicia, el buen uso y el reparto de este bien tan escaso como es el agua”. Por su parte Miró declaró que se trata de un hecho histórico para ambas ciudades y que es el mayor reconocimiento internacional que puede recibir una institución como estas. Tras felicitar a los miembros del Tribunal por preservar una tradición milenaria, añadió “Sois el ejemplo de que se puede hacer un buen uso del agua”.

La declaración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, ayudará al mantenimiento de la tradición. Con este ya son dos los reonocimientos de la UNESCO con los que cuenta la ciudad de Valencia, ya que La Lonja fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1996.

Vía | Ayuntamiento Valencia
Foto | Flickr-Andrew and Cristina

Artículos relacionados

0 comentarios en el artículo

  1. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTÍ.

    La noticia suena igual que aquella que dice “Murió y se le condecoró”. Pues por más reconocimientos que se hagan de la Santa y Natural Institución Valenciana del Tribunal de las Aguas, todos enmascaran una hipocresía y un cinismo para los cuales no tenemos bascula que los pese; y posiblemente la palanca con la cual Arquímedes pretendía mover la Tierra tampoco pueda sustentarlos. Pues la realidad que ha vivido el Tribunal durante todo el siglo XX, y aun continua, es la cuestión más vergonzosa que imaginar se pueda. Y todo por la manipulación que del Tribunal han hecho aquellos que desde el poder lo han condicionado, digamos que ellos son los políticos españoles y valencianos. Lo que nos da en estos momentos cenit del cinismo político de los Cansalà, que quienes dirigen las pautas del tribunal no son sus jueces, si no los abogados que a sueldo del tribunal todo lo deciden. Cuando en la esencia del funcionamiento del tribunal, no son las leyes escritas ni los razonamientos de los letrados los que le otorgan su santa gracia; es la gracia en la Bona Ombra de cada uno de sus síndicos la que da en cada Juicio la equitativa justicia, cosa que debieran tener clara todos las instituciones valencianas; todos los políticos valencianos.
    Pero la gracia que siempre tuvo el tribunal ya no existe, y el propio tribunal es hoy una institución teatral cuyos directores ignoran incluso su origen y gracia. Pues lo que del tribunal se dice por escrito, y lo que los letrados mantienen, nada tiene que ver con la realidad original, mantenida por la palabra del Home.

    Y es más; mayor vergüenza ya no le cabe a la sociedad valenciana, pues ninguna institución política que dice honrarse de la dignidad del tribunal, ninguna lo copia ni imita en sus ejemplares formas. Y si atentan y han atentado contra el Tribunal de las Aguas, pues con suma discreción han desaparecido la huerta valenciana, y de ella a los valencianos que vivían las leyes de la huerta.

    Aquí el máximo cinismo lo tenemos mostrado precisamente por aquellos que están enterrando al Tribunal. El tribunal no necesita medallas: necesita huerta y Homens.

    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Flashmob por las personas sin hogar 22 noviembre, 2012

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información