La paella en el centro de una denuncia de Greenpeace

15 octubre 2011 por

Greenpeace usa la paella para denunciar la pesca
Greenpace ha utilizado la paella como diana en su última protesta. Para denunciar la pesca masiva de arrastre, la delegación británica de esta organización, ha pensado que el plato que mejor la representa y en el que se utiliza este tipo de pescado exclusivamente, es en la paella. Sin comentarios.

La organización ha publicado un vídeo en internet en el que afirman haber seguido a un barco español que ha sido condenado por practicar pesca de arrastre y que ha recibido ayudas de la Unión Europea. El locutor del vídeo cuenta, “Vayan a España, pidan un plato de paella y huelan su aroma. Háganlo de cerca. El pescado en España está empezando a oler a podrido y parece que a nadie le importa.

Está claro que Greenpeace Reino Unido considera que todo el pescado español procede de la pesca de ese barco que han seguido y se utiliza para hacer paella. Mezclado con tanto sinsentido está el verdadero mensaje, la lucha contra la pesca de arrastre, En Europa, la industria de los grandes barcos que practican la pesca de arrastre gobiernan los mares y pueden pescar tres veces más de lo que sería sostenible. El resultado es que están dejando los mares sin nuestras especies más populares”. En este punto seguro que somos mayoría los que estamos de acuerdo.

Pero añaden, “España tiene la flota más grande, más destructiva y lucrativa flota pesquera de Europa y también es la que más subsidios recibe de la Unión Europea”, y muestran el seguimiento a ese único pesquero español. Para concluir vuelven a nombrar nuestro plato más internacional, “La Unión Europea debe dejar de pagar por pesca ilegal. Necesitamos una nueva política pesquera que dé apoyo a la pesca sana y sostenible industria de pescar. Si esto no pasa, la paella estará fuera del menú.

Greeenpeace España no debe estar muy de acuerdo, cuando su vídeo de denuncia no tiene nada que ver con el británico. No sabemos si entre delegaciones se habrán hecho algún comentario, pero ya no es posible ver la versión británica. Tenía por título The case of the rotten paella, por si quieres buscarlo.

Vía | Levante-emv
Foto | Flickr-Javier Vte Rejas

Artículos relacionados

0 comentarios en el artículo

  1. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTÍ.

    En tocando al guiso de la paella, muchos presumen de saber de ella y son pocos los que la dominan. Y por supuesto que su ciencia, la verdadera, no se enseña. Quien la sabe la aplica y no la enseña.
    Y mira por donde aparecen los memos que más ignoran su ciencia y dictaminan, pero no en neutralidad, dictaminan en desprecio.
    Pues bien; en tocando a la paella marinera valenciana y si de ella hablamos, una cosa es lo que vemos y otra sus verdadera ciencia. Y aunque sea doloso decirlo, lo que la hace sabrosísima no es el pescado o la carne que vemos en ella, su gran sabor sale de lo que no vemos y si tiene.
    Y que es lo que le da tan gran y sabroso sabor al arroz de la paella marinera –Pues su caldo.
    Caldo que se logra hirviendo en una perola o caldera todos aquellos pescados que nadie compra y se tiran. Pero no por ilegales o asquerosos; nadie los compra por sus espinas, por su poco aprecio en la cocina.
    Y son precisamente estos pescados que nadie quiere los que comprados en las lonjas terminan dando los caldos de las paellas marineras. Pescados que nada tienen de ilegales y menos de ser pescados en atentado a la fauna marina.
    En libertad todos podemos opinar, pero la opinión de muchos atenta, y en este caso atenta a la cocina valenciana, y en la paella los ingleses no tienen ni pizca de razón.
    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

  2. Antonio salazar

    Entonces es el caldo de pescados que ni siquiera se incluyen en la paella al momento de servirla, ¿Cuanto caldo hay que poner por cada kilo de Arroz? ¿cuales son esos pescados? y la pregunta mas importante, ¿Por cuanto tiempo debo hervir estos pescados para obtener ese caldo con sabor? Pregunto todo esto porque quisera intentar hacer una paella tal cual como lo describes.

    Gracias por el dato.

  3. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTÍ.

    Sr. Antonio Salazar. No es que yo no quiera contestarle, pero en valenciano esto no es correcto, y yo no soy el experto que Usted necesita. Pero cualquier mujer de los pueblos marineros de Valencia, o las cocineras de los restaurantes de Las Arenas, le darán sus formulas. Y no se asuste si ve que rara vez coinciden unas cocineras con otras pues cada una tiene las suyas. Y si logra caer simpático puede que le den un curso gratuito de paella. La cocina valenciana es así. Sepa también que formulas para hacer paella se contabilizan varios cientos, y todas sabrosas.
    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

  4. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTÍ.

    El tema de la paella está siendo un tema que causa más debate popular que el propio de las elecciones generales. Y al igual que en política, parece que nadie se aclara muy bien en como terminarlo.
    Y no será fácil que se concluya con una receta única, pues si retrocedemos en la historia a los tiempos en los cuales no existían los frigoríficos, ni los supermercados de congelados, vemos que la paella en cada pueblo valenciano, y en cada casa de un valenciano, o en el monte de un valenciano, o en el barco de un valenciano, o allí donde había un cocinero valenciano que cocinaba Paella, la paella en la cual el arroz era lo esencial, lo secundario siempre era lo que se tenía en ese momento a mano.
    Y tan sabrosas son las paellas con pollo, o con pato, o con perdiz, o con conejo, o con cualquier otra caza o pescado; o aquellas paellas serranas que las hacen con serpientes; o en las huertanas con ratas de acequia o albufera; o en los barcos con las ratas de barco. También merecen mención las paellas de gato, que aunque ahora suenen mal, en los tiempos anteriores fueron paellas muy sabrosas.
    El que hoy seamos tan selectos no niega los tiempos anteriores, en donde una de las mejores paellas se cocinaba con rata de la Albufera. Y no había ratas en la Albufera para tantas paellas como se querían cocinar y las ratas se pagaban muy caras.
    Y no digamos la polémica de saber guisar todo lo dicho, que nos llena varios libros de cocina.
    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

    • Belén

      Andrés, creo que es la primera vez que hubiera preferido que no me enseñaras algo. Seré muy escrupulosa, como dices selecta, pero a partir de hoy no pienso comer otra paella que la de marisco. Ahora en serio, gracias por compartir tu sabiduría. Un abrazo.

  5. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTI.

    En el día de hoy 19-11-1011, y en el diario Levante, se publica un artículo en donde se recuerda que el Perro Ratero es el único perro de raza autóctona valenciana que nos queda. Perro que hasta no hace mucho se utilizaba para cazar ratas en la Albufera y en todas las huertas valencianas. Y de la misma manera que los galgos cazaban liebres y estas eran la carne de la paella en el secano, los rateros cazaban ratas y estas eran la carne de las paellas en la huerta.
    Claro está que en anterior el agua de las acequias era mucho más limpia que la actual del grifo. Seguro. Y las ratas del campo igual de sanas que las liebres del campo. Y que nadie tome esto con asco que es pura ecología.
    So. Andrés Castellano Martí.

    • Belén

      Andrés,
      No deja de ser alimento y cosas peores se comen por ahí, pero hemos perdido la costumbre y es normal el rechazo. Hoy podemos recurrir a otras fuentes de proteína. Aunque como sigan las cosas igual de mal el perro ratero volverá a tener trabajo.
      Gracias como siempre, un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información