La mayoría de inmigrantes se siente bien tratado en Valencia

28 noviembre 2011 por

Valencia es amable con los inmigrantes
Un 70 por ciento de los extranjeros y un número similar de valencianos, consideran que los habitantes de esta ciudad son amables con los inmigrantes. Un 26 por ciento de españoles siente, sin embargo que les tratamos de forma despectiva y sólo un 6,9 por ciento de los propios inmigrantes lo confirma, afirmando sentir falta de confianza y desprecio. Los datos son de dos encuestas elaboradas por el Observatorio Valenciano de la Inmigración, dependiente de la Conselleria de Justicia y Bienestar Social, sobre las actitudes de los españoles y extranjeros ante el fenómeno migratorio y la integración.

Casi todos estamos también de acuerdo, el 80,5 por ciento de valencianos y el 74,5 por ciento de extranjeros, en que la integración, “es una responsabilidad de todos los que convivimos en la sociedad”. Parece que muchos lo ponemos en práctica, ya que más de la mitad de los entrevistados afirma tener alguna relación con personas inmigrantes y el 67 por ciento contestó que se relaciona asiduamente con ellos. El 52,7 por ciento tiene una relación diaria.

Hay más diferencias entre propios y extraños en temas como la aportación económica o la cultura. Un 55,5 por ciento de españoles y un 81,6 por ciento de inmigrantes creen que su aportación al crecimiento económico de la Comunitat es positivo. Pero, el 20,2 por ciento de valencianos opina que es una influencia negativa. Algo menor es la diferencia en la cuestión cultural, para el 87 por ciento de inmigrantes y el 62 por ciento de nacionales, la aportación extranjera es beneficiosa.

Solo a los valencianos se les cuestionó sobre la regularización de los inmigrantes ilegales. El resultado apunta a que solo les queremos si tienen trabajo y aportan algo al sistema económico. El 42,6 por cientoo opina que la regularización debe vincularse al empleo, el 16,4 por ciento cree que debe ser generalizada y el 10,4 por ciento considera que si son irregulares deberían ser devueltos a sus países.

¿Te sientes identificado con los resultados de estas encuestas?

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Foxspain

Artículos relacionados

0 comentarios en el artículo

  1. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTI.

    Si retrocedemos en la historia de Valencia, nos encontramos en los finales del siglo XIX con una ciudad que hace suyos todos los avances técnicos, y como no, todas las corrientes del humanismo.

    Y es precisamente la Estación de los Ferrocarriles, estación de Valencia, en donde dicho humanismo se expone con la máxima grandeza. Cosa de la que pocos se enteran.

    En dicha estación y en su fachada se muestra la Estrella de David, en la versión que posteriormente harían suya los marxistas soviéticos, y que con anterioridad ya habían hecho suya los Esperantistas, y 400 años antes los mercaderes valencianos en la Lonja. Y 2000 años antes en la Sinagoga de Sagunto.

    Resumiendo Valencia siempre da la bienvenida a todo aquel que viene con ganas de trabajar vivir y prosperar. También tiene edificios que nos muestran las maldiciones a todos aquellos que quieren vivir del trabajo de los demás.

    Bienvenidos los primeros.

    So. Andrés Castellano Martí.

  2. Antonio salazar

    Saludos Sr Andres Castellano, muy interesante su comentario, tengo una duda puesto que su manera de redactar podria resultar para algunos algo asi como dificil de interpretar pero a la vez muy clara de entender, en cualquier caso muy agradable de leer. Resumiendo mi punto,¿Estamos hablando de los edificios abandonados sn habitar de la era post-boom inmobiliario ahora en manos de los bancos o de edificios que se han poblado con maldiciones que no existian en el pasado y ahora parecen ser parte del presente?

    un Saludo,

    • SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTI.

      So. Antonio Salazar.

      Procuraré contestar a su inquietud.

      Ayer mismo a las 7 de la tarde, en el Museo de Cerámica Gonzales Martí, el Profesor D. Inocencio Vicente Pérez Guillem nos dio una sonada lección de la Cerámica Valenciana. Y en esta lección contestó a la pregunta que Usted hace Sr. Salazar.

      Procurando ser breve le reseño de lo que dijo, lo que repitió muchas veces “Los inteligentes en todos los tiempos y en todo lo que hacen, dejan escrito los saberes antiguos y los modernos. Pero la gente moderna actual no sabe leer en los escritos antiguos”. Inocencio se refería a lo que en el metal, la cerámica, la piedra, está escrito para quienes quieren verlo y saben leerlo.

      Y estas cosas por las que pregunta, Sr. Salazar, las vemos en los edificios históricos, en las iglesias, incluso en la Catedral y la Lonja, en donde para quien quiere ver están la bendiciones para unos, y las maldiciones para otros.

  3. Antonio salazar

    Amigo Andres, tiempo sin visitar este periodico pero no habia olvidado volver

    Tengo 27 años y no se si eso me convierte en alguien moderno que no sabria leer los antiguos escritos que hay en los eidificios historicos tales come la Catedral y la Lonja y asi responder la pregunta que le hice anteriormente. Pero con mis escazos conocimientos le dire lo que leo en dichos edificios,

    El arzobispado que esta frente al museo de la ciudad parece un museo pero pertenece a los sacerdotes y no se puede entrar, la Catedral tiene el legendario Caliz que asombra a algunos y otros ni siquiera conocen, La lonja es el emblema del comercio y los mercaderes del pasado y actualmente un museo (que ya no es gratis por cierto :).y asombra por sus altas columnas.
    Es mi forma de leer lo que esta escrito en la ceramica y el metal por asi decirlo, por consiguiente sigo sin entender porque estos edificios nos muestran las maldiciones de todos aquellos que quieren vivir del trabajo de los demas.( si es que son estos edificios alos q se referia) por lo que siento curiosidad en saber como me responderia la pregunta de otra manera ahora que sabe que no me ha quedado muy claro el comentario anterior

    Un Saludo y gracias por sus parrafos

  4. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTI.

    So. Salazar.

    En común hablamos el mismo idioma, y nos entendemos perfectamente, al igual que se entiende todo el mundo. Pero existen o han existido profesionales que además de hablar como todos tenían su lenguaje particular, al que hoy llamamos jerga. Y este lenguaje en los canteros o profesionales de la edificación era por el color de las piedras y por signos, así como por la interpretación particular del lenguaje del momento.

    Si no convives con estas personas y ellas te enseñan su lenguaje, así tengas sus signos delante no los ves.
    Ten en cuenta que Miquel Ángel cuando ya era pintor y escultor pasó su aprendizaje de los signos en la cantera. Lo que da que la Capilla Sixtina tenga muchas interpretaciones dependiendo de la cultura de quien la ve. En la ciudad de Valencia pasa lo mismo, pues es una de las ciudades españolas que más signos tiene.

    Pero aquí no podemos hablar de signos, pues yo no sé quién me lee.

    So. Andrés Castellano Martí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información