La Lonja mantiene la afluencia de público

3 noviembre 2011 por

Los visitantes pagan para entrar en la Lonja
La Lonja de la Seda es Patrimonio de la Humanidad desde el 5 de diciembre de 1996. El motivo, según la UNESCO, es que se trata de un ejemplo totalmente excepcional de un edificio secular en estilo gótico tardío, que ilustra de manera espléndida el poder y la riqueza de una de las grandes ciudades mercantiles del Mediterráneo.

Esta joya de la arquitectura construída entre 1482 y 1533, es visitada diariamente por unas mil personas. Locales y turistas siguen haciendo cola a la entrada pese a que desde el pasado día 24 de octubre ha dejado de ser una visita gratuíta. Aunque en los primeros días se notó una menor afluencia, todo ha vuelto a la normalidad.

El precio de la entrada es de dos euros de lunes a viernes. Es gratuíta para los menores de siete años y para los escolares acompañados por un profesor. Hay tarifa reducida, de un euro, para los titulares de la Valencia Card, los jubilados, estudiantes, fammilias numerosas y grupos de más de diez personas.

Los ingresos servirán en primer lugar para abrir una tienda de recuerdos, que está pendiente de la aprobación de la Consellería de Cultura. Se ubicaría en una casa de portero que da al jardín interior y que necesita una reforma. La Lonja está pendiente también de conseguir financiación para terminar otras fases de la restauración, según indicaron los técnicos de la Universidad Politécnica.

Los visitantes echan de menos una exposición en la que se cuente la historia de este edificio. Tan sólo hay un vídeo en una de las salas. Y yo estoy de acuerdo, para el turista que visita la ciudad sin haberse documentado mucho antes, es un edificio precioso y poco más porque dentro no encuentra información, salvo que contrate una visita guiada. Supongo que estará previsto solventar este inconveniente.

Vía | Las Provincias
Foto | Wikipedia

Artículos relacionados

0 comentarios en el artículo

  1. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTÍ.

    Valencia tiene muchas iglesias, muchos monasterios, muchas escuelas y universidades, y dos catedrales. Tiene la catedral de los cristianos en donde prevalece la promoción de todo lo espiritual, y tiene la catedral de los mercaderes en donde prevalece la promoción del trabajo y del comercio. Y así las personas nos eduquemos como nos eduquemos y seamos del pensar que seamos, para vivir en prosperidad y felices necesitamos de la enseñanza y del aliento de las dos catedrales.
    En estos momentos la catedral valenciana de la economía no da vida ni educación a nadie, y se muestra como un museo, y así nos va.
    Es una pena que estas cosas ocurran en valencia.
    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

    • Belén

      Andrés, ciertamente da pena que hoy solo quede como museo, pero al menos así está asegurada su permanencia. Gracias, un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información