Fray Conrado, los padres capuchinos y los Amigos de San Antonio, la solidaridad convertida en realidad.

24 noviembre 2008 por

El primer martes de cada mes del año es uno de los días importante en el Convento de los Padres Capuchinos de Valencia, ya que se realiza una donación de alimentos a todas aquellas familias necesitadas de Valencia que asi lo solicitan. Esto es un ejemplo de solidaridad que realizan y que en muchas ocaciones no es reconocida por algunos sectores de la sociedad. La labor que realiza la Iglesia Católica es muy amplia pero muchas veces por el desconocimiento y desprestigio que realizan algunos sectores de la sociedad no muestran y cuentan estas labores solidarias. Fray Conrado y los Amigos de San Antonio son los encargados de organizar y realizar este reparto de alimentos a mas de 100 familias que residen en Valencia y su provincia, de las cuales 25 son valencianas y 75 proceden de diferentes lugares del mundo, pero sobre todo , Ecuador, Bolivia, Honduras y Guinea son las nacionalidades que más solicitan esta ayuda. 8 personas son las que normalmente colaboran con esta labor que se organiza bajo la coordinación de Fray Conrado, hombre de bondad , fe y solidaridad que entre las exposiciones que realiza de belenes y los donativos que se realizan en el convento puede llevar a cabo esta tarea tan extraordinaria como es el reparto de alimentos. Toda esta labor comienza a final del año cuando las familias que necesitan de esta ayuda piden a el convento una tarjeta anual de alimentos que les servirá para que cada més del año les de algunos alimentos que contribuyan a mejorar el bienestar de una familia. Sobre las 11 de la mañana, cada martes del principio de mes llega una furgoneta llena de alimentos procedentes del Banco de Alimentos de La Pobla de Vallbona, el cual coopera con el Convento de los Capuchinos y los Amigos de San Antonio para realizar esta labor tan maravillosa. En una hora suelen organizar en bloques todos los alimentos que han llegado y luego los meten en bolsas para poder repartirlos, en cada bolsa suele haber 2 botellas de aceite, azucar, tomate, macarrones, garbanzos, lentejas y patatas. Sobre las 15′00 horas una gran cola ordenada esperan con sus tarjetas para el reparto de los alimentos.Felisa será la encargada de comprobar las personas que reciben las bolsas, para ello se ayuda de la lista que han realizado a finales de año. Una vez comprobado que estan en la lista se les da estas bolsas con los alimentos.Sobre las 16′30 suele terminar el reparto a las familias con tarjeta, pero como tambien hay gente necesitada que no dispone de esta tarjeta y necesitan alimentos se suele prolongar el reparto hasta que terminan con todos los alimentos que tienen para repartir ese martes.De esta forma Fray Conrado, los Amigos de San Antonio y los Padres Capuchinos dan un gran ejemplo de que la Iglesia Catolica realiza una gran ayuda social a nuestra sociedad y llena de fe, solidaridad y satisfaccion a todos aquellos que colaboran y creen en Dios.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información