La Ciudad Fallera necesita más infraestructuras

1 marzo 2010 por

La Ciudad Fallera necesita más infraestructuras
La Ciudad Fallera es uno de los barrios con mayor actividad durante estos días, pero paralelamente a las Fallas la vida sigue en esta zona de la ciudad. Los vecinos se quejan de la falta de inversiones y se consideran abandonados por el Ayuntamiento. Las carencias del barrio son muchas, desde un comedor escolar decente a un centro de salud.

La asociación de vecinos ha explicado que para 220 niños hay un único local de 70 metros cuadrados, con un aforo para 64 pequeños. Esto obliga a que se realicen 4 turnos de comidas, algo que obviamente es insostenible. Por otro lado, el centro de salud más cercano está a 20 minutos del barrio, una distancia demasiado grande para los vecinos más mayores, que dependen de los taxis o la ayuda de alguien que se preste a llevarles en coche.

El cuidado del patrimonio es otra de las reivindicaciones, los vecinos consideran que una vez hecho el parque de Benicalap quedaron muchas cosas pendientes. Aunque la limpieza es suficiente, las zonas verdes y de esparcimiento y la iluminación no lo son. La Alquería del Moro y la de la Torre tendrían que ser rehabilitadas y darles un uso público. Piden también policia de barrio que mantenga controlada la delincuencia en la zona y asegure la salida del colegio.

Uno de los comerciantes de la zona, Jorge de las Rosas, cree que es necesario que aumenten las inversiones en forma de negocios, “sólo hay bares, dos carnicerías, un supermercado y fruterías, pero ni siquiera hay pescaderías, ni paqueterías o papelerías”.

Vía | Las Provincias
Foto | Barcelona. Indymedia

Artículos relacionados

0 comentarios en el artículo

  1. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTÍ.

    Cuando la política ciudadana tiene continuidad las ciudades crecen y lo hacen de forma armónica, cuando no todo se convierte en un puzzle de imposible solución.
    La ciudad fallera en su momento fue la gran idea del Mestre Faller So Regino Mas. Personaje respetado por todos tanto en los tiempos Republicanos como en los posteriores Nacionalsindicalistas. El So Regino viendo que los talleres falleros estaban dentro de la ciudad de Valencia, no tenían espacio, estaban encajonados por el urbanismo, decidió mover sus influencias políticas y logro tanto del Ayuntamiento de Valencia como del Ministerio de Industria y del de la Vivienda, logro una sonada subvención que destino a comprar huertas en el termino de Benicalap. Allí se hicieron talleres para todos los falleros que lo solicitaron, y a su vez viviendas para los trabajadores. También se ha hecho un museo y un local social. La Ciudad Fallera fue en su momento una obra social, ejemplar por excelencia, fue la idea del So Regino Mas. Cuando se hizo estaba totalmente rodeada de huerta, y era como un oasis de Ninots por todas partes.
    Pero Benicalap fue anexionada a Valencia, y Valencia y Burjasot finalmente se han unido. Las huertas que cercaban la Ciudad Fallera han desparecido, y hoy queda como un apéndice incomprensible dentro del entramado urbano. Y para colmo son muy pocos los artistas que viven en las casas que ellos hicieron.
    El problema de la Ciudad fallera es la falta de continuidad en la obra del So Regino, falta de visión urbanística del Ayuntamiento de Valencia que debiera haberla convertido en un autentico oasis de naves industriales y huerta y las casas solamente para quienes allí laboran. Al no hacer esto quienes viven en las casas no tienen trabajo, y quienes si trabajan allí no viven. Y para más inrri no existe armonía del mundo fallero y el entorno urbano creado.
    Una pena.

    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información