El mercado se queda

20 abril 2010 por

El Ayuntamiento conservará para otros usos la estructura vanguardista del mercado provisional de Concepciones cuando pierda su función comercial.
Recreación del mercado de abastos de la plaza de Bernardo Robles, una vez haya concluido la intervención.
Una vez que haya concluido la intervención integral del edificio de Bernardo Robles y los puestos del mercado regresen a su lugar, la estructura que les acogerá en la plaza de las Concepciones será reutilizada, bien sea en la misma plaza o en otro lugar.

Esa es la intención del ayuntamiento según ha explicado ayer el alcalde de Soria, Carlos Martínez, que piensa que la estructura que se va a alzar sería muy útil para albergar exposiciones o pequeñas ferias gastronómicas, entre otros eventos.

Esta sería una manera de rentabilizar la inversión necesaria para la construcción de la estructura que albergaría el mercado de forma provisional, y que ascendería a 1,2 millones de euros. Las obras para elevar este inmueble de aspecto moderno requerirán entre cuatro y seis meses de trabajo, y cuando finalice su uso comercial quedarán en la ciudad con carácter definitivo 600 metros cuadrados de superficie útil que podrán ser utilizados para diversas actividades.

Mercasa ha planeado para la ciudad un “icono vanguardista de diseño, moderno, integrador, funcional, con las características técnicas más avanzadas”, y que, pese a su uso comercial temporal, se ha proyectado para garantizar su durabilidad.

Se compone de dos espacios: la sala rectangular con los puestos y un “envolvente” de forma “irregular”, de estrella, con las intersecciones destinadas a vestuarios, carga, servicios generales y todas las dotaciones que necesita un mercado para su funcionamiento interno.

El conjunto es un “diseño innovador que hasta ahora no se ha desarrollado en ningún lugar de España”, aseguró el arquitecto, Ignacio Achuela. El material del recubrimiento, policarbonato, está pensado para causar un “gran impacto” estético. Contará además con las más punteras innovaciones tecnológicas. Entre otras, las referidas al ahorro energético.

Los expositores de cada puesto suman 3,5 metros, mientras que los habitáculos tienen un fondo de 2,5. “Responde a todas las necesidades” de los comerciantes, conforme a las exposiciones realizadas por ellos mismos. Se confía en que el proyecto pueda “intensificar” la actividad y ayude a captar nuevos clientes para el mercado de abastos.

Vía | Heraldo.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información