Ibarra, abona, que el banco no perdona

12 enero 2010 por

Los trabajadores de las ambulancias se plantan para reclamar sus salarios.
Concentración de trabajadores.
Los empleados de SAU, servicios sanitarios concedidos por el Sacyl y gestionados por José María Ibarra, se encuentran en una situación crítica, porque la empresa debe al menos las nóminas de dos meses a sus 140 trabajadores: “La gente ya no puede ir a trabajar porque no tiene para gasoil”, ha dicho Manuel Marcos, presidente del comité de empresa, de CCOO.

Según Marcos, el Sacyl realiza los pagos religiosamente. Y sin embargo, el SAU no paga. Algo que ya ha provocado que la Inspección de trabajo multe a la empresa. Multas que muy probablemente se repetirán, según los trabajadores.

¿Cómo es posible que el Sacyl pague pero el SAU no? “Es la pregunta que nos hacemos todos. Dice que tiene que pagar a otros acreedores. Antes se comprometía a dar unos plazos y más o menos los iba cumpliendo, ahora ya ni nos coge el teléfono, así que vemos el futuro muy negro”, denuncia el presidente del comité de empresa.

Acerca del Sacyl, responsable último de que los servicios del transporte sanitario funcionen, Marcos afirma que “Sacyl no puede actuar mientras cumplamos con el servicio”. Desde este sindicato se confía en que Sacyl tome cartas en el asunto ahora que empiezan las movilizaciones.

Más beligerantes se muestran desde UGT, sindicato que posee tres miembros en el comité de empresa: “Exigimos que Sacyl rescinda el contrato con SAU, que vence en agosto, de la manera más rápida posible”, afirma Pedro Aller, secretario general de Transporte de UGT Castilla y León.

En la concentración de este lunes sólo se han visto banderas de CCOO. UGT fue el primero en dar la voz de alarma ante la opinión pública sobre la situación de conflicto que sufre el SAU. UGT convocó el serla y en la asamblea de hoy martes se decidirá cuándo comenzarán los paros indefinidos del servicio.

Pese a todo, Manuel Marcos, presidente del Comité de Empresa, llamaba este lunes a la unidad de los trabajadores: “Si no se cobra, habrá paros. Comprendemos las molestias. Pero tendrán que comprender también que nuestros hijos tienen que comer“. CCOO ha convocado dos concentraciones más los días 14 y 18 de enero ante la gerencia del Sacyl y el día 20 ante la Subdelegación del Gobierno para negociar los servicios mínimos de cara a la huelga.

Vía | Zoquejo.com

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información