Llegó el lunes de aguas fresco y con viento

13 abril 2010 por

lunes-aguas.jpg

A pesar de la amenaza del cielo encapotado y de algunas rachas de viento que llegaron a ser molestas, ello no cesó que miles de salmantinos no quisieran pasar por alto la tradición del Lunes de Aguas. Ya que eso de comer el hornazo en casa no mola.

Se salió al campo para degustar el hornazo y algo más y disfrutar de una jornada de convivencia en la que espacios como La Aldehuela y Valcuevo fueron los puntos de afluencia masiva en la capital de una fiesta que también tuvo un importante reflejo en otras localidades de la provincia.

En familia o en grupos de amigos, multitud de salmantinos y de estudiantes de distintas procedencias, participaron de una tradicional merienda en la que, según marcan los cánones, el hornazo es el producto panadero de fuerte masa y abundante embutido aunque tampoco faltan los picoteos, y sí volvieron a ocupar un lugar destacado en todos los corrillos y manteles.

La asociación que agrupa a los principales productores de hornazo calcula que ayer se vendieron en la capital casi 25.000 kilos de hornazo, lo que supone cerca de un tercio de la cantidad total de ventas de todo un año.

Con hornazo o sin él, el Lunes de Aguas está considerado por los etnógrafos como la única fiesta puramente salmantina en el calendario de la capital y su origen y tradición todavía perduran en el tiempo.

Vía | Norte Castilla

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información