18 multas a la hora

2 febrero 2010 por

La nueva Fernández Ladreda se estrena con más infractores que tráfico.
Carril bus de Fernández Ladreda.
Doce vehículos a la hora (ocho autobuses y cuatro taxis). Ese fue el flujo soportado ayer por el polémico carril de Fernández Ladreda cortado al tránsito de todo tráfico rodado, salvo el transporte público y emergencias.

Ayer se estrenó de forma oficial y, pese a que lleva varias semanas abierto de forma efectiva, el número de infractores superó al de cumplidores. En los apenas 200 metros de su recorrido se metieron, en la media hora que separa las 11,50 de las 12,20 del mediodía, un total de nueve vehículos. Todos ellos, pese a las protestas de los conductores, fueron correspondientemente multados. A 90 euros por volante y multiplicado por 18: 1.620 euros a la hora.

Hubo momentos en los que los dos policías locales instalados a mitad de la calle se les amontonó el trabajo con hasta cuatro coches esperando a recibir la ‘receta’ por circular en dirección prohibida. Hasta los autobuses, únicos junto a los taxis autorizados para pasar por este carril, quedaron en algún momento bloqueados mientras los agentes procedían a poner las multas.

Otros muchos conductores dieron marcha atrás una vez embocado en morro dentro del carril al ver las motos de los policías aparcadas a la entrada del mismo. Asimismo, el número de los que vacilaron si entraban o no es incontable.

Este es sin duda el tramo más polémico de la ya de por sí polémica remodelación de Fernández Ladreda. Toda la avenida, que antes disponía de dos carriles en cada sentido, se ha visto reducida a un único carril para vehículos normales en dirección a Carrefour. Este tramo, por ejemplo, soportó ayer el paso de casi 800 automóviles por hora.

En la dirección a la plaza de toros hay otro carril pero interrumpido entre las confluencias de Fernández Ladreda con Alcalde Miguel Castaño y la calle Murillo. Ése es el referido y polémico tramo abierto sólo al tráfico del bus. La ‘circunvalación’ de León que antes unía la ronda este con Michaisa ha quedado interrumpida.

Pero ese es el objetivo. El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de León, Francisco Gutiérrez, reconoce que se trata de una medida controvertida. El edil señala que se persigue un fin disuasorio para comenzar a derivar el tráfico de salida de la capital leonesa hacia la ronda sur, bien a través del Portillo o de La Lastra. La formula pretende poner coto a una situación en la que Fernández Ladreda era utilizada por 15.000 vehículos frente a los 3.000 de la LE-30.

Vía | La Crónica.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información