El Cristo de los Faroles, esplendor en la Semana Santa

16 febrero 2013 por

El Cristo de los Faroles
Uno de los monumentos más conocidos de Córdoba se encuentra en la Plaza de Capuchinos, la cual está situada en el Barrio de San Miguel. Esta escultura es conocida por varios nombres, desde el Cristo de los Desagravios y Misericordia hasta el Cristo de Capuchinos, pero su nombre más famoso es el del Cristo de los Faroles.

Este monumento fue erigido en 1794 por el escultor Juan Navarro León, siendo promocionado inicialmente por el capuchino franciscano Fray Diego José de Cádiz y por las aportaciones realizadas por los Marqueses de Hariza. La plaza donde se encuentra situado data del siglo XVII, quedando posteriormente conformada con el Convento de Capuchinos (1633) y la Iglesia de los Dolores, finalizada en 1728.

Su nombre viene derivado por los ocho faroles que lo custodian y que, en la noche, resaltan aún más su belleza y seriedad. En la actualidad, la presencia del Cristo de los Faroles esta basada en las típicas verjas de los años 20 en el siglo XX. Además, en 1984, los faroles fueron sustituidos por otros más adustos, que son los que se pueden seguir visionando en este momento.

Una de las características de la plaza donde se encuentra situado el Cristo de los Faroles es su suelo empedrado y antiquísimo. Esto, unido a la fama que ha recibido el lugar y el monumento en si por las innumerables canciones y coplas que se le han dedicado, así como por la película protagonizada por el cantante y actor malagueño Antonio Molina (con el título del mismo nombre, el Cristo de los Faroles), han incrementado desde hace años el interés turístico del monumento.

Pero cuando mayor protagonismo cobra este Cristo de los Faroles es durante la Semana Santa cordobesa. Tres son los días claves en los que es mayormente visitado: el Viernes de Dolores (viernes anterior al Domingo de Ramos), recorrido durante todo el día, el Miércoles Santo y el Viernes Santo.

Devotos y no devotos de todos los rincones de España y parte del extranjero no dejan pasar la oportunidad de contemplar este magnífico e histórico monumento que da solemnidad a una de las plazas más afamadas de Córdoba. Y no lo olviden, de noche y durante la Semana Santa podrán disfrutar con mayor intensidad de él.

Vía | cordobapedia
Foto | flickr-luis irisarri

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información