Señor, hay una granada en mis patatas

8 febrero 2012 por

La Granada de mano encontrada en un saco de patatas

En lugar del conocido “Señor, hay una mosca en mi sopa”, imagínense que tienen presentarse ante su tendero habitual y decirle “Señor, hay una granada en mis patatas”. Pues ésta es la curiosa historia que le ocurrió ayer a un vecino y un tendero en la localidad gaditana de Chiclana de la Frontera.

El hombre compró un saco de patatas en esta tienda, una frutería, y dentro del saco se encontró con una gran sorpresa: una auténtica granada de mano. Como pueden ver en la imagen, el artefacto explosivo se encontraba totalmente petrificado y por eso incluso parece una patata, así a simple vista. La noticia se desató rápidamente y todos los medios se arremolinaron ante el saco de patatas ya más famoso de toda Chiclana.

En cuanto el nuevo dueño de las patatas comprobó que aquello no era una patata normal, sino una granada de tipo piña, la más común y la que hemos visto en las películas, llamó a la Guardia Civil que rápidamente se personó en la tienda y de paso avisó a las Fuerzas Armadas para que se hicieran cargo del artefacto explosivo.

Resulta además que la granada de mano tiene una gran historia a sus espaldas, pues podría pertenecer a la Segunda Guerra Mundial. Así lo confirman los expertos al ver el tipo de bomba que es y al conocer la procedencia de las patatas, los campos del norte de Francia y sur de Bélgica en los que se desarrollaron en su día grandes batallas.

Vía | Qué

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información