Chiclana de la Frontera, pasado y presente

26 mayo 2015 por

chiclana-rio-iro

Chiclana lleva los toros en el alma y el flamenco en el corazón, y se jacta de haber parido a unos cuantos destacados en estas dos artes, henchidos de gaditanería y jondura. El 13 de enero de 1805 nace en Chiclana Francisco Montes Paquiro, el alumno de Pedro Romero que modificó el traje torero y puso en marcha las cuadrillas como organización, sentando las bases y el sentido de espectáculo que hoy tiene la Fiesta.

La torre de oro que engalana su escudo y que representa el castillo de Liro, degeneración de Tiro y nombre con el que la bautizaron los fenicios. Chiclana padeció en sus carnes las escaramuzas que enzarzaron durante siglos a moros y cristianos, apellidándose de la Frontera en referencia a la barrera que marcaba los límites entre el mundo de la media lune y el de la cruz en la Edad Media.

El río Salado la atraviesa en compañía de los arroyos de la Cueva y de la Salineta antes de morir en la bahía, dando vida a ricas huertas de hortalizas, mientras que los cereales y la vid se reservan para las tierras de secano.

La industria vinícola y maderera atarea a más de la mitad de la población, censada en algo más de 80.000 vecinos en 2014, junto con la fabricación de muñecas ataviadas con el traje típico andaluz que venden como rosquillas a la avalancha de turistas.

chiclana-plaza-sobre-rio

Entre el 11 y el 14 de junio y en honor a San Antonio de Padua, Chiclana de la Frontera se viste de gala con un apretado programa de festejos en el real de la feria. Es el momento perfecto para disfrutar del sol y la playa, ya en la costa, en uno de los hoteles barceló en Sancti Petri, donde también podremos degustar algún pescaíto y disfrutar del vino de Barbadillo.

Pero volviendo a Chiclana, durante los festejos podremos disfrutar de varios locales y actividades: su mercado de ganado, que comparte cartel con la coronación de la reina, carreras de retención de bicicletas y hasta concurso de trajes regionales. Las bandas de música no pueden faltar.

Muy pocos días después, el 24 de junio, celebra las fiestas dedicadas a su patrón San Juan, que incluyen función religiosa y procesión. Ya entrados en el otoño, hacia el 17 de octubre todo el pueblo sale a la calle para agasajar a su patrona, Nuestra Señora de los Remedios. Para la romería de Santa Ana, las bellas chiclaneras vuelven a desempolvar sus vestidos de volantes y se adornan con zarcillos y flores en el pelo. Desde 1979 también se celebra la Fiesta de la Vendimia.

La gastronomía gaditana es famosa en el mundo entero, pero destacan platos locales como las papas aliñás, regadas con caldos de la tierra y las deliciosas pero densas tortas de almendra.

Fotos | @Alcalaina

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información