Accidentado pleno en el Ayuntamiento de Cádiz para acabar el año

30 diciembre 2014 por

Ayuntamiento de Cádiz

No por ser el último iba a ser tranquilo. El pleno del Ayuntamiento de Cádiz del día 29 de diciembre, el último de 2014, fue uno de los más movidos, cosa que por cierto empieza a ser bastante habitual en los últimos tiempos, hasta el punto que tuvo que ser suspendido temporalmente y que la policía tuvo que intervenir para apagar los fuegos.

Desde el principio del pleno ya se mascaba la tensión cuando un grupo de unas treinta personas accedió al mismo, como oyentes. En principio, su protesta se limitaba a taparse la boca con cinta adhesiva en señal de desacuerdo con la llamada ley mordaza, protesta a la que concejales de Izquierda Unida llegaron a sumarse. Pero con el paso de los puntos del día, la cosa se fue calentando.

Cuando intervenían ediles del Partido Popular, los gritos se hacían resonar en la sala. Llegados a eso de las 11:00 horas al punto 12 del día, relacionado con el empleo, la situación terminó de desbordarse definitivamente y los gritos impidieron que el debate siguiera su curso normal. De este modo, la alcaldesa Teófila Martínez tomó la decisión de suspender el pleno.

Las cosas se calmaron y la normalidad volvió una hora después, aunque la “fiesta” no ha acabado ahí, simplemente se ha trasladado a otro lugar. El Partido Popular culpó de los hechos a su nuevo enemigo político, Podemos, y la delegación gaditana de este partido se ha defendido diciendo que no se puede hablar de dirigentes ya que todavía no hay tal dentro de sección local de este partido.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información