Los vecinos de Galarza, peor que antes

14 julio 2010 por

Parking Obispo Galarza

Tras la pequeña normativa que se interpuso hace unas semanas en la plaza Obispo Galarza, los vecinos apenas han notado ningún cambio. Recordemos que las personas que vivían en edificios colindantes al conocido parking de Galarza se quejaban del ruido que provocaban autobuses y vehículos varios al estar allí parados con el motor encendido durante una cantidad de tiempo que podía llegar a ser excesiva.

Al parecer, la norma que se puso en su día no ha dado resultado. La norma no se cumple, y los ruidos siguen produciendose día y noche, con las molestias que ello conlleva.

Antonio vive en el número dos de la calle San Jose, y puede considerarse uno de los más privilegiados: “Mi caso no es de los peores. Hay gente que lo está pasando realmente mal. Hay que bajar las persianas aunque te asfixies con el calor por la noche. Es normal que sean las dos de la mañana y tengas un autobús a la puerta de casa con el motor encendido durante un buen rato“.

Carlos Jurado, concejal de tráfico, ha admitido que la solución no ha sido ni será sencilla. Conciliar el descanso de los vecinos y el continuo movimiento de vehículos de la zona será una tarea difícil.
Según reconocía Jurado, “se intensificará la vigilancia“, aunque los vecinos ya han intentado arreglar el desaguisado recurriendo a otras vías.

Amparo Izquierdo comentaba que “la asociación de comerciantes le ha pedido al Ayuntamiento que actúe y tome medidas. A ellos también les afecta“, añadiendo, “lo único que queremos es que la Policía cumpla con su trabajo“.

Espero que este tema se arregle cuanto antes, sobretodo por la grandísima cantidad de molestias que están provocando a los vecinos.

Vía | Hoy

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información