Se preveen multas de hasta 600 Euros para quienes no se porten en el autobús

15 julio 2011 por

A partir de ahora tendremos que tener más cuidado de lo que hacemos cuando entremos en cualquiera de los autobuses de la ciudad. Un nuevo reglamento puesto en marcha hace pocos días dicta que aquellas personas que no muestren un comportamiento adecuado, podrán ser sancionadas con multas de hasta 600 Euros.

En esta nueva norma entran todas las personas que pongan en peligro a otros viajeros o a los empleados del servicio, aquellas que causen daños en las marquesinas o en los propios vehículos, y aquellas que manipulen de forma injustificada los dispositivos de emergencias. De esta forma, las multas oscilarán entre los 301 y los 600 Euros.

Pero la nueva normativa no se detiene ahí, sino que también exige algunos otros aspectos que habrá que tener en cuenta cada vez que entremos en un autobús. Por ejemplo, todas las personas que accedan al servicio deberán conservar el billete durante el desplazamiento y, en el caso de que vayan acompañadas de niños menores de cuatro años, también tendrán que portar el libro de familia.
Por otra parte, en el caso de que el billete se compre dentro del autobús, habrá que pagar con billetes de menos de 20 Euros, ya que los trabajadores del servicio no tendrán cambio para cantidades superiores.

Además, los viajeros estarán obligados a subir o bajar del autobús únicamente en las paradas autorizadas, aunque los conductores podrán hacer excepciones. También será una obligación no deteriorar el vehículo por dentro con acciones como escupir, fumar, arrojar papeles, o destroza rel mobiliario.

En este tipo de normativa se puede encontrar un nuevo artículo que determina varias limitaciones: Dos sillas de bebé por cada autobús y una en el microbus, aparte de que las sillas de personas con movilidad reducida tendrán preferencia sobre las de bebé.

Por último, los conductores también deberán respetar una serie de medidas: “Los trabajadores del servicio tendrán que efectuar la arrancada y parada sin brusquedad, y detener el vehículo lo más cerca posible de las aceras. El conductor puede obligar a descender a los usuarios que desobedezcan sus instrucciones. Queda prohibido admitir a más viajeros de los que se autorizan al vehículo“.

Recordad que esta nueva normativa ya se ha puesto en marcha en todos los autobuses públicos de la ciudad.

Vía | El periódico Extremadura

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información