A La Minerva le costará conseguir la licencia

31 agosto 2010 por

Tapas

A Miguel Rubio, uno de los hosteleros cacereños más veteranos, le está costando mucho llevar a cabo una de sus últimas ideas: transformar la antigua imprenta La Minerva en una tapería-restaurante. En un principio, el empresario compró el local y decidió concurrir al plan de revitalización del casco antiguo que puso en marcha Cáceres 2016.

Su intención era abrir el negocio durante este año, pero parece que tendrá que esperar un poquito más, ya que el ayuntamiento no le ha concendido la licencia… todavía. Rubio lleva cuatro meses esperando unos papeles que parecen no llegar nunca.

Desde el consorcio de Cáceres 2016 se ha explicado que “el ayuntamiento no puede darle licencia porque dicho propietario no ha entregado ni el proyecto de ejecución de obra ni el proyecto de instalación eléctrica“. Según se continúa en el comunicado, “este paso es algo necesario al expediente para ser dada la licencia por parte del Ayuntamiento. Se seguirá haciendo todo lo posible para reducir el tiempo de resolución definitiva“.

En este tema influyen varios aspectos. Por una parte, es preciso cumplir los trámites legales exigidos. Por otra, hay un retraso que tiene que ver con la ampliación de los plazos, hasta en tres ocasiones con el fin de dar más facilidades para acudir a la convocatoria de subvenciones a los propios empresarios.

Desde el consorcio se ha reconocido que “también ha influido la necesidad de subsanación de defectos en la documentación por parte de la gran mayoría de interesados“.

Parece que Miguel Rubio tendrá que esperar hasta tener todos los papeles en regla.

Vía | Hoy

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información