Se les quita la terraza por un error en la licencia

7 agosto 2010 por

Avda Portugal

Parece mentira, pero desde el pasado Lunes Carmen Hernández y Fernando Jiménez no pueden instalar la terraza de su establecimiento debido a un problema con la licencia. El Jueves, sobre las 9:00 horas, agentes de la policía local retiraban la plataforma en la que se encontraba la susodicha terraza, ya que ocupaba tres aparcamientos de la zona azul de la vía.

Sin embargo, según los documentos que los dueños del local presentaron a El periódico Extremadura, “el gabinete técnico de la policía, tras estudiar el caso, dio luz verde el 6 de mayo a que en El Olivar del Púa, se instalara una terraza. Ahora, tres meses después se nos ordena, de nuevo por escrito, retirarla“.

Según parece, en el escrito se especifica que la terraza no tiene licencia definitiva y que la Comisión de Movilidad Urbana dictaminó que esa calle no se podía utilizar para este uso. Carmen Hernández argumenta que “no tiene sentido ni una cosa ni otra. Nos dan la licencia y luego nos la quitan y además se basan en que no quieren que haya terrazas en esa zona cuando existen otras dos más“.

Hernández asegura sentirse como una delincuente ya que “cada día acudía al bar al menos una pareja de policías alertandonos de la situación“. De hecho, la propia Carmen denunció por este motivo el 19 de mayo al jefe de la policía local por acoso policial.

Cipriano Madejón, responsable en funciones de la policía local, ratificaba la orden de retirada de la terraza basándose en que la primera licencia que ellos recibieron era provisional y no definitiva: “al principio se les permitió montarla provisionalmente pero al estudiarlo de nuevo se ha desestimado esa postura. A día de hoy no tienen licencia de terraza por eso se les ha retirado. Lo demás son juicios de valor“.

Tras quitar las mesas de la terraza, los propietarios del establecimiento se han visto obligados a despedir a tres de los seis empleados contratados, lo cual ha llevado a Carmen Hernández a caer en un estado depresivo. Fernando Jiménez, su marido, ha reconocido que “ella está en casa. No quiere salir. Estamos decepcionados porque con estas maneras se te quitan las ganas de todo. Más aún cuando han decidido retirarnos la terraza en pleno verano. ¿Cómo sobrevivimos sin ella si ahora dentro del bar no entra nadie?“.

Una pena que pasen este tipo de cosas.

Vía | El periódico Extremadura
Foto | Google Maps

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información