El traslado del mercadillo, atrasado

12 enero 2012 por

Mercadillo de Franco

Finalmente, las previsiones no se han cumplido. El ayuntamiento tenía pensado trasladar el mercadillo a otra zona durante la próxima semana, pero ha habido numerosos problemas que han hecho que se haya tenido que retrasar algunos días. Al menos, la intención sigue siendo la de trasladar el mercado en poco tiempo.

Aunque el calendario seguía su rumbo, no ha pasado lo mismo con los trámites necesarios, ya que no se ha podido comunicar a todos los vendedores el sitio que ocuparán en la nueva ubicación. A eso hay que añadir el hecho de que algunos han protestado.

Tal y como afirmaban recientemente los propios vendedores, “ese sitio no vale, no está bien, no reúne las condiciones adecuadas“. Sin ir más lejos, Jorge Carrasco, concejal de Fomento, tuvo que trasladarse hasta Vegas del Mocho con el fin de entablar negociaciones con los distintos comerciantes.

En la reunión se llegaba a dos conclusiones. Por una parte, los comerciantes han comentado que están dispuestos a no montar sus puestos en la nueva ubicación durante la próxima semana. Por otro lado, el ayuntamiento ha confirmado que la fecha de traslado se mantiene para la próxima semana.

José Manuel Morán, delegado cacereño de la asociación de comerciantes ambulantes, daba su explicación de lo sucedido: “Tendremos una asamblea próximamente pero en su mayoría, están decididos a no montar. Es más, el próximo miércoles, la intención que tienen es ir a Ronda de la Pizarra, sin instalar el puesto, como forma de protesta hasta que haya una solución por parte del Ayuntamiento“. Además, también se está barajando la posibilidad de realizar una recogida de firmas.

Era el propio Carrasco el que explicaba en la reunión que “os doy mi palabra de honor de que hemos pateado toda la ciudad y no hemos encontrado un sitio mejor. La peor decisión es la que no se toma. Por razones de saneamiento y seguridad no puede seguir celebrándose en Ronda de la Pizarra“. Sin embargo, los comerciantes no están convencidos de esta decisión.

La situación se queda de una forma no esclarecedora. Por una parte, los vendedores amenazan con realizar una pequeña huelga durante la próxima semana. Por otra, el ayuntamiento ya ha comunicado los puestos que cada uno ocupará en la nueva ubicación y tiene previsto seguir hacia adelante.

Vía | El periódico Extremadura

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información