Se disparan los abandonos de animales

9 agosto 2010 por

Perro abandonado

Él no lo haría. Ese era el lema que diversos organismos nos ponían en la tele para intentar evitar que abandonasemos a nuestros animales en la temporada de verano. Lamentablemente, para algunos desalmados esto no tiene efecto alguno, y prefieren dejar tiradas a sus mascotas en la primera carretera que encuentran.

Este año no iba a ser menos. Llegado el calor, muchas son las familias que se deshacen de sus animales con el fin de pasar unos días en la playa, mojándose y disfrutando mientras su cachorro es atropellado por un coche y muere desangrado en alguna cuneta del país. Triste y crudo, pero es la pura realidad.

En los últimos meses, el gobierno ha intentado minimizar estos abandonos estableciendo una nueva ley gracias a la cual será necesario implantarle un pequeño microchip de seguimiento a todos los animales domésticos que tengamos en casa. Además, estos animales tendrán que figurar en un registro. Claro está, esta normativa no entra en vigor hasta el próximo mes de Diciembre, por lo que los más irresponsables han aprovechado para abandonar a los animales a su cargo por ahorrarse la cantidad de dinero que cuesta el implante: 36 Euros.

Debido a estos abandonos, la perrera municipal está completamente desbordada. Según estadísticas, en las últimas semanas no bajan de 80-90 animales, mientras que las instalaciones sólo tienen cabida para 60 canes.

Juana García, presidenta de la Protectora de Cáceres, comentaba que “nos llama muchísima gente para que nos quedemos con sus mascotas, y no debemos hacerlo salvo casos excepcionales porque precisamente intentamos inculcar la responsabilidad que supone un animal“, añadiendo, “los recogemos en condiciones a veces tremendas. El trabajo en la perrera es tan intenso que se han tenido que buscar casas particulares para la acogida temporal de animales. Contamos con cuatro y necesitamos más“.

La propia protectora está planteandose realizar campañas de sensibilización dirigidas a las nuevas generaciones, con el fin de que no cometan los mismos errores que sus padres en estos temas: “Hay que transmitirles que existen otras formas de actuar frente a las que pueden ver en su entorno“.

Mientras tanto, mucho me temo que el tema seguirá prácticamente igual. Mi consejo es que, si no podéis mantener un animal, no cometáis la irresponsabilidad de acoger una mascota que no podéis tener. Tened en cuenta que un perro también sufre.

Vía | El periódico Extremadura

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información