Recomendaciones a la hora de celebrar una boda

25 marzo 2011 por

Quien no haya pasado por el altar, seguro que algún amigo suyo lo ha hecho y si no, familiar o conocido. Como bien sabemos, casarse es un gran quebradero de cabeza que comienza desde el momento en el que se hace el planteamiento por parte de la pareja. Normalmente se recomienda hacerlo con al menos 1 año de antelación. Sino, los quebraderos de cabeza aumentan exponencialmente porque prepararlo todo, no es nada sencillo.

Lo mejor es establecer un calendario donde se vaya cumpliendo cada uno de los pasos y que los expertos recomiendan. Lo primero de todo será elegir el día, suele ser en primavera o en otoño, ya que el invierno es demasiado frío y el verano demasiado caluroso. Una vez elegido el día y habérselo dicho a los padres y testigos, habrá que reservar la Iglesia/registro civil y el restaurante. Para celebrar la boda existen numerosos restaurantes en Barcelona pero lo mejor es ir probando y elegir uno amplio y que nos guste a los dos.

Otra de las cosas es confeccionar el presupuesto general que va a pagar cada uno y hacer un borrador la lista de invitados, cediéndosela a los padres por si hay algún compromiso por su parte (que siempre los hay). A los 6 meses aunque parezca que falta mucho, no hay tiempo para nada y si no has elegido el vestido, es mejor que lo hagas cuanto antes, tanto el novio como la novia. Si no está claro la luna de miel, también habrá que ir pensando destinos, siempre teniendo en cuenta el presupuesto.

Los detalles en el restaurante se terminarán de elegir 3-4 meses antes: meseros, manteles, flores, menú, barra libre, salón dependiendo de invitados… Elegir la lista de bodas también es interesante, sobre todo para ir recaudando dinerillo para los invitados más precoces en hacer regalos.

A los 2 meses de la fecha de boda es conveniente ir mandando las invitaciones, reservar en la peluquería, ir pensando el peinado de acuerdo al traje y muy importante, encargar el fotógrafo y vídeo si es lo que queremos y los anillos. El mejor día de nuestra vida debe quedar plasmado para siempre; es muy bonito enseñarlo a amigos y familiares e incluso la descendencia.

No es conveniente dejar todo para lo último así que si podemos recoger los anillos, entregar invitaciones que nos hayan quedado y hacer prueba del peinado, vestido y demás, lo tendremos listo ya para despreocuparnos la semana de antes de la boda. Esta semana debe quedarse para comprobar todo, confirmar horarios con el restaurante, mesas y números de invitados y otros imprevistos que puedan surgir.

El día de la boda sólo queda disfrutar del día, de la compañía y seguro que con estos consejos todo será perfecto y si no, seguro que nuestros familiares se encargarán de hacerlo. ¡Feliz boda!

Más Información | celebrar boda en Barcelona

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información