La tradición más dulce de Semana Santa

5 abril 2012 por

Según la tradición popular de cuaresma, el próximo domingo de Resurreción todos los padrinos deben regalar a sus ahijados la tradicional Mona de Pascua después de ir a misa. Para que al día siguiente después de una gran comida se disfrute del postre en família.

La idea principal de esta tradición es que con ello se daba fin a la época de cuaresma y sus restricciones alimentárias. A todo ello, el huevo no fue elegido al azar, ya que representa el inicio de la nuevo ciclo de vida y de la prósperidad, además de ser un producto exclusivo que podría llamarse capricho.

Se trata de una costumbre familiar muy arraigada en Cataluña, Aragón, Valencia y Murcia que se ha ido pasando generación tras generación. Como todo, las monas han ido evolucionando con el tiempo y han dejado de ser unos simples bizcochos adornados por huevos cocidos como lo eran antiguamente para convertirse en verdaderas obras de arte bajo los expertos pasteleros.

Cada año, el reto para los pasteleros es mayor y ello da pie a una gran creatividad haciendo piezas de arte singulares que entran por la vista a niños y no tan niños. Hay variedades para todos los gustos, desde las tradicionales monas ya nombradas que vuelven a estar muy demandadas, a los dibujos animados de moda entre los pequeños de la casa con sus muñecos, pasando por animales de todo tipo y acabando en los equipos de futbol del momento haciendo florecer aún más las rivalidades entre aficionados.

En todos los escaparates de la ciudad podemos obervar verdaderas obras de arte durante estos días. Pero si queréis deleitaros con un clásico, os recomendamos visitar la Pasteleria Escribà (Gran Via 546) donde cada año se construye una mona de grandes dimensiones y se expone al público durante días antes del Lunes. Este año, el tema elegido por los pasteleros es la comunidad china y han realizado una escultura de chocolate de un dragón chino con motivo del año del año chino de este animal. La mona mide alrededor de un metro de alto y 60kg de peso que desafían a los transeúntes con su boca abierta y sus llamativos coloridos.

No dejéis pasar la oportunidad de admirar estos postres tan llamativos cuando paséis por una pastelería, y los padrinos acordaos de regalar a vuestros ahijados tan apreciado dulce que de seguro os dejarán disfrutar junto a ellos. ¡Desde aquí os deseamos un Feliz Día de la Mona por adelantado!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. La celebración de la Semana Santa en Barcelona 27 febrero, 2013

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información