Hospital Sant Pau, el gran olvidado del Modernismo catalán

11 abril 2012 por

Para muchos, la Fundación Hospital de la Santa Creu i Sant Pau es un hospital más de Barcelona. Incluso diriamos que es un hospital infravalorado hasta que se construyó el nuevo ala. Sus habitaciones y pasillos estrechos y viejos inspiran un aire a caserón más que a hospital pero nos encontramos antes una joya sin pulir de la Barcelona modernista, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1997.

Sus orígenes datan de 1401, cuando el Consell de Cent encargó la construcción del Hospital de la Santa Creu para asistir a gente sin recursos por medio de la caridad. Pero no fue hasta principios de siglo XX, que mediante las aportaciones del banquero Pau Gili y el Ajuntament de Barcelona, se inció la construcción de un nuevo hospital para atender la demanda sanitaria de una ciudad que se encontraba en pleno crecimiento demográfico. Este nuevo proyecto fue encargado al arquitecto Lluís Domènech i Montaner, gran representante del Modernismo.

El arquitecto se inspiró en los mejores hospitales europeos, donde el hospital se centralizaba en un solo edificio o bien uno separado en diferentes pabellones. En este sentido, Domènech i Montaner fue todo un visionario de su época, y coincidiendo con las nuevas tendencias de higiene y salud pública aplicadas al urbanismo de la ciudad creó un hospital dividio en pabellones conectados entre si por pasadizos subterráneos.

Se creó un recinto aislado e independiente, con su propia trama urbanística. El arquitecto diseñó así una ‘ciudad-jardín’ donde quería enmarcar un modelo de hospital nuevo: humano, moderno y funcional pero a su vez estéticamente bonito. Toda una innovación para su tiempo, ya que hasta la fecha no se creía necesario disponer de espacios abieros para el uso y bienestar de los pacientes.

Los doce pabellones se concibieron de forma aislada y se destinaron a especialidades médicas distintas. Todos ellos comunicados por galerías subterráneas que permitían la libre circulación entre ellos. Con los años, ha quedado demostrado que la idea innovadora de Domènech i Montaner no sólo fue un acierto, sino necesaria para el buen funcionamiento del hospital. El complejo fue inaugurado por Alfonso XIII en 1930, bajo el nombre del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

Si con todo esto tienes ganas de conocer más a fondo todo lo que rodea a la historia de este hospital te recomendamos su visita guiada, la cual está enmarcada dentro de la ruta del Modernismo de Barcelona. Su duración es de una hora y media aproximadamente, en la cual se recorre todo el recinto, los pabellones, el convento y los túneles subterráneos. Además, con motivo de su rehabilitación, el hospital cuenta con varias exposiciones sobre el Modernismo y el pasado, presente y futuro del recinto.

Las visitas se ofrecen en catalán, castellano, inglés y francés de lunes a viernes. El precio es de 10€ los adultos y 5€ con los descuentos de Ruta del Modernisme, parados, mayores de 65 años, menores de 18 años.

Más Info | Hospital de Sant Pau Imprescindible

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información