El Pueblo Español

13 abril 2012 por

El Pueblo Español se trata de un espacio único y original dentro de la ciudad de Barcelona, enmarcado en la mágica montaña de Montjuïc. Se trata de un verdadero pueblo, con sus calles y plazas, envuelto de naturaleza. Todo el conjunto incita a dejarse llevar y salir de la rutina de la ciudad condal por un día, sin necesidad de irte de vacaciones por España para poder ver lo más representativo del País.

Se construyó entre los años 1926 y 1929, con la idea original de reunir bajo un mismo pueblo todas las respectivas arquitecturas de las regiones de España. Todas las casas, plazas, iglesias o monumentos significativos de la Península Ibérica se querían representar con la mayor realidad posible.

Es por este motivo que se reprodujeron, a escala, 117 edificios, calles y plazas de toda España. Para seleccionar que se emplazaría en el recinto, se realizó tuvo en cuenta criterios de coherencia estética que permitieran una composición global y armónica de acuerdo con el proyecto que se había concebido.

La idea principal llevada a cabo por el arquitecto Puig y Cadafalch y, después concebida como una unidad de conjunto por los arquitectos Francesc Folguera y Ramón Reventós con la participación del crítico de arte Miquel Utrillo y del pintor Xavier Nogués.

Se construyó en trece meses y, curiosamente, la obra tenía una fecha de caducidad ya que debía durar el mismo tiempo que la Exposición Universal, es decir, seis meses. Pero su éxito urbanístico ha permitido que siga vivo en nuestros días.

En el Pueblo Español, se tiene muy en cuenta la artesanía y lo tradicional. Cuando se inauguró en 1929, había forjadores, vidrieros, barberos, alfareros, sastres, etc. También se pretendía cuidar el tema gastronómico y, además de un restaurante, café y hostal, había una freiduría de pescado, tiendas de embutidos, vinos, repostería e incluso una taberna.

Todo ello junto establecimientos de antigüedades, cerámicas, bordados, alpargatas y un sinfín de artículos típicos más que nos acercan los rincones de España por muy lejos que nos encontremos de ellos.

En la actualidad, además de ser un lugar de visita obligada para aquél que quiera tener una visión de conjunto de los diversos estilos de construcción de toda España, se ha convertido en una espacio de reunión para disfrutar de funciones teatrales, conciertos o de una buena gastronomía e incluso se tiene la posibilidad de realizar enlaces en el recinto.

Como información relativa al Museo, existen una gran cantidad de tarifas por lo que os recomendamos informaros en la web que os presentamos más abajo. Lo mismo pasa con los horarios, al ser un recinto multiusos tiene distintas horas de cierre según la hora y actividad.

Ha destacar una idea original para disfrutar con los más pequeños, existe la posibilidad de realizar una pequeña gincana en familia. Mediante la cual descubriremos rincones secretos o más curiosidades del recinto mientras pasamos un rato ameno y divertido en familia. Esta actividad tiene un suplemento respeto a la entrada general al Museo debido a que nos dan una mochila con todas las pistas, material para poder llevar a cabo la actividad.

Más Info | Poble Espanyol

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información