Alternativas de Turismo: Los mercados de Barcelona

16 abril 2012 por

En Barcelona siempre hay cosas para ver o visitar debido a la gran cantidad de museos, parques, edificios históricos, rutas o simplemente actividades. Desde aquí poco a poco os vamos proponiendo lugares o actividades para conocer la ciudad, y hoy le toca el turno a una ruta turística original: los mercados.

En barcelona existe una gran red de mercados y mercadillos que ofrecen a diario sus servicios a los ciudadanos. Muchos de estos mercados no llaman la atención a simple vista, pero existen cuatro mercados en Barcelona de obligada visita para todo el mundo: La Boqueria, el de Santa Caterina, el de San Antonio, de la Concepción.

El Mercado de la Boqueria, situado en plena Rambla de Barcelona, es el más emblemático de la ciudad y por el cada día pasan más turistas. En el podemos disfrutar de una gran variedad de colores, sabores y olores. En con junto este mercado es como un gran espectáculo, donde las paradas compiten por tener el escaparate más llamativo y atractivo para los visitantes. En él podemos encontrar materia prima de alta calidad, ya sea autóctona o llegada de cualquier parte del mundo. Este mercado, también se conoce como el mercado de Sant Josep, ya que se construyó sobre la Iglesia de Sant Josep junto con el convento de las Carmelitas descalzas y el convento de Jerusalén.

El Mercado de Santa Caterina, cerca de la Catedral de Barcelona, desde que se remodeló hace poco, se ha constituido como un punto de obligada visita por su gastronomia. Como el de la Boqueria, posee un encanto natural que invita a dejarse llevar por sus paradas. Su estilo, de formas modernas y espectaculares, dista mucho del mercado anterior. Como características más notoria, en el techo, podemos encontrar un bello mosaico cerámico con colores que nos recuerdan a frutas y verduras y hacen aún más espléndido este mercado.

El Mercado de Sant Antonio, es uno de los más populares en la ciudad y se situa en el barrio del Raval. De estilo modernistas, fue construido a finales del seiglo XIX por el mismo arquitecto que el de la Concepción. Este fue el primer mercado de Barcelona fuera de la parte amuralladas, junto a una de las puertas principales de la ciudad. Lo que hace peculiar a este mercado es que, bajo su marquesina exterior, se encuentra un mercado de libros antigüos muy típico en el que también se venden ejemplares de revistas antiguas, fotos e incluso es un punto de encuentro entre los coleccionistas de la ciudad donde se pueden intercambiar miles de cosas durante todos los domingos.

El Mercado de la Concepción, muy cerca del Paseo de Gràcia y sumido en el barrio del Eixample, es también de estilo modernista y fue remodelado hace poco tiempo. En él destaca su estructura de hierro forjado y su imponente superfície, el cual nos hace recordar las antiguas fábricas de la ciudad condal. En su exterior, por la calle Valencia, se pueden visitar paradas muy llamativas con coloridas flores que confieren al barrio una alegría constante. Una vez dentro, observamos un conjunto de paradas bien ordenadas y un amplio espacio por el cual pasear y dar rienda suelta a todos nuestros sentidos.

Estos son algunos de los mercados más singulares, pero como bien hemos dicho en Barcelona existen miles de rincones que visitar y cada uno de ellos muestra una parte de historia de la ciudad condal. Esperamos que os gusten estas alternativas de turismo por la ciudad y esperamos vuestras aportaciones.

Vía | Bnc.cat

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información