Flamenco entre los muros del Meiac

23 enero 2009 por

El Museo de Arte Contenporáneo de Badajoz acoge hasta el día 5 de marzo la exposición “Intervalo dos” una fusión del arte flamenco y el arte contemporáneo.. Seis artistas hacen una reflexión a través del flamenco de la identidad sexual, los choques culturales, la maternidad o el trabajo.

Francisco del Río, comisario de la exposición habla de como surgió este proyecto, nos cuenta que el principio de la colección hay que buscarlo en una fotografía tomada en 1963 de Carmen Amaya, en esa instantánea aparece la bailaora en un primer plano con un sombrero de hombre, eso hizo a Del Río plantearse cuestiones como la identidad, los esteorotipos o las aparicencias.

La exposición la componen 11 obras de autores como el extremeño Alonso Gil, Alex Francés o Carmen Sigler. Estás piezas fueron protagonistas solitarias de diferentes exposiciones, algunas vieron la luz en eventos flamencos como el Festival de Jerez o el de la Guitarra de Córdoba, así pues podemos decir que han venido a juntarse al museo extremeño.

Anoche se inaguró la exposición con la actuación del cantaor José Menese a quien acompañaba con la guitarra Enrique de Melchor, Menese también participa en una videoinstalacion de Javier Codesal, en la que narra su vida.

El comisario nos habla del flamenco como el “arte de exteriorizar los sentimientos” y realmente si repasamos las instalaciones nos damos cuenta de que esa externalización sentimental de la que habla Del Río está presente. Valga como ejemplo la obra de La Ribot, la artista madrileña presenta “Cuarto de Oro”, donde se suceden imagenes de la sala de estar de la casa de Cristina Hoyos, lo que permite ver a los espectadores que es lo que ve Cristina Hoyos cuando baila o la obra de del pacense Alonso Gil titulada “Felicidad en el trabajo”. Una videoinstalación realizada en formato documental que aborda la idea del placer en el trabajo a través del cante flamenco. En la obra se puede ver a un conductor de autobús, a un jornalero o a un modisto cantando en su día a día. Fandangos, tientos y otros cantes se marcan al ritmo del trabajo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. El MEIAC, visita obligada 12 abril, 2012
  2. La Plaza Alta 17 abril, 2012

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información