La polémica de Vic se traslada

18 enero 2010 por

Se anuncian medidas contra el empadronamiento de inmigrantes en Herradón.
Herradón de Pinares
Democracia Nacional ha anunciado que presentará en el ayuntamiento abulense de El Herradón de Pinares, donde ostenta la tenencia de Alcaldía, una propuesta similar a la aprobada en el Consistorio de Vic (Barcelona) contra el empadronamiento de inmigrantes ilegales.

En un comunicado del secretario general del partido, Luis Mateos de Vega, confía en que sendas mociones “con seguridad serán aprobadas”, ya que desean consensuarlas con el resto de fuerzas políticas representadas en los ayuntamientos, tanto en el gobierno como en la oposición, “con el fin de alcanzar la mayor unanimidad y la aceptación” de la propuesta.

Esta propuesta también se planteará en el otro ayuntamiento donde esta formación política posé la tenencia de Alcaldía, en el municipio burgalés de Tardajos. En caso de ser aprobadas ambas mociones -explican- se impulsarán una serie de medidas que se sumarán a las ya existentes que se aplican en ambos ayuntamientos a instancias de Democracia Nacional, consistentes en unas exigencias sanitarias, de limitación de ocupantes y de parentesco entre los mismos en los domicilios de los inmigrantes legales empadronados, tendentes a evitar el hacinamiento, la creación de guetos y el falso empadronamiento de numerosas personas en un mismo domicilio.

Desde Democracia Nacional creen que este tipo de medidas responden a “la política que demandan los ciudadanos, no sólo nuestros votantes, como se ha puesto de manifiesto en la recién aprobada moción en el mismo sentido en el Ayuntamiento de Vic, donde grupos municipales de distinta ideología se han puesto de acuerdo en sacar adelante esta medida reclamada por sus conciudadanos”.

Asimismo, el partido añade que se congratula de que “por fin los políticos -en este caso municipales, los que más cerca están de sus vecinos- sepan que están para defender los intereses de sus votantes, a los cuales representan, y no para imponer políticas desde sus despachos que éstos no demandan y que van en contra de sus intereses, como demuestra la reacción de la clase política autonómica y nacional que ha puesto el grito en el cielo desde la altura de sus cargos vitalicios”.

A mi entender este tipo de política propagandística y demagoga tan solo sirve para incrementar el, ya de por si, enrarecido aire de convivencia con el sector de la población inmigrante, y que incita a la xenofobia y la segregación racial. Si la situación continúa por este camino, no me sorprendería que en breve marquemos a los inmigrantes con brazaletes identificables, tal y como hicieron en su día los nazis con los judíos.

Vía | Europa Press.

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información